Martes, 6 de diciembre de 2016

| 2016/09/13 19:18

Hackers filtran historiales médicos de Simone Biles y Serena Williams

La Agencia Mundial Antidopaje condenó la publicación de datos médicos confidenciales hecha por un grupo de piratas informáticos rusos que se hace llamar "Fancy Bears". Rusia negó su implicación en la filtración.

Los datos de la gimnasta estadounidense Simone Biles fueron filtrados por un grupo de hackers ruso. Foto: AP
;
BBC

La Agencia Mundial Antidopaje (AMA) confirmó que un grupo de piratas cibernéticos ruso ingresó a sus bases de datos y adquirió documentos confidenciales de los atletas que participaron en los Juegos Olímpicos de Río 2016.

El grupo se hace llamar Fancy Bears (Osos elegantes) y publicó en su página web los historiales médicos de varios atletas olímpicos, entre los que se encuentran la gimnasta estadounidense ganadora de cuatro medalla de oro Simon Biles, las tenistas Venus y Serena Williams, y la jugadora de baloncesto y medallista de oro Elena Delle Donne.

Los piratas revelaron datos confidenciales entre los que se incluyen nombres de deportistas autorizados por federaciones nacionales e internacionales a usar por motivos terapéuticos medicamentos que incluyen sustancias generalmente prohibidas.

Además, anunciaron que revelarán al mundo "cómo se ganan las medallas olímpicas" empezando por la delegación de Estados Unidos.

Análisis: Dave Lee, reportero de Tecnología de BBC Norte América

Un viejo adagio de la ciberseguridad dice que el punto más débil de cualquier sistema considerado seguro es su usuario.

La AMA piensa que la infiltración se hizo posible a través de un ataque exitoso de spearphishing. Phishing es la técnica de engañar a un usuario para que entregue información crucial normalmente a través de hipervínculos que los llevan a páginas web maliciosas, haciéndose pasar por una conocida como la página de ingreso de un banco o una red social.

El spearphishing lleva este concepto un paso más adelante. Mientras que un ataque de phishing generalmente busca llegar a varias personas esperando que alguien caiga, el spearphishing es teledirigido. Los hackers seguramente identifican un grupo pequeño de personas, a veces incluso una sola, y escriben un ataque de phishing dirigido a engañarlos.

No hay mucho para defenderse de un ataque de spearphishing más allá de enviar un mensaje de alerta al equipo. Los atacantes generalmente navegan internet, buscando información agregada del objetivo para intentar hacer el correo electrónico más creíble.

A veces, el solo hecho de conocer el equipo favorito de fútbol de una persona es suficiente para inclinar la balanza a favor de un correo de spearphishing más creíble.

Después de conocida la fuga de información, la atleta Simone Biles manifestó que lleva tiempo tomando una medicina por un diagnóstico de desorden hiperactivo y déficit de atención.
A través de su cuenta de Twitter, Biles afirmó que cree en el "juego limpio" y que siempre siguió las reglas.

El grupo de hackers la acusa de tomar un psicoestimulante ilícito.

La Federación de Gimnasia de EE.UU. aseguró en un comunicado que la ganadora de cuatro medallas de oro en Río obtuvo los permisos necesarios para tomar el medicamento, que se encuentra en la lista de sustancias ilícitas de la AMA.

Pero los piratas de Fancy Bearsaseguraron que eso se trata de una "licencia para doparse".

Por su parte, las autoridades antidopaje estadounidenses expresaron su condena a lo que calificaron de "ciberacosoa deportistas inocentes"y aseguraron que han hecho todo de acuerdo con las normas.

Un portavoz del gobierno ruso negó cualquier tipo de relación con las filtraciones.

Pero algunas fuentes han señalado que Rusia estaría detrás del hackeo, después de que a los atletas especialista en las pruebas de pista y campo de ese país no se les permitiera participar en las Olimpiadas de Río tras hacerse público un informe de la AMA en el que se denunciaba un plan de dopaje autorizado por el Kremlin.

El presidente de la AMA, Olivier Niggli, había reportado anteriormente "ataques casi diarios" a sus servidores.

La AMA condenó lo que llamó "un acto ilegal" y dijo que la publicación de esta información "compromete gravemente los esfuerzos de la comunidad internacional antidopaje para restablecer la confianza en Rusia".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.