Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2000/09/04 00:00

Hay futuro

Los triunfos de un grupo de jóvenes menores de 20 años han hecho renacer la confianza en el talento nacional.

Hay futuro

En un país en donde la palabra deporte sólo se conjuga con el fútbol es difícil que una persona que practique otra disciplina logre llamar la atención del público. Pocos se interesan por descubrir qué hay más allá de las puertas del estadio y se requieren triunfos internacionales como los de Juan Pablo Montoya en automovilismo y Santiago Botero en ciclismo para echar una leve mirada hacia esos misteriosos submundos en donde el protagonista no es un balón. Cuando eso sucede se descubre que los llamados deportes menores —los que no llenan estadios, no se transmiten por televisión, ni clasifican para los elogios y críticas de los comentaristas deportivos— son los que han sacado la cara por el país.

Pero el excelente desempeño de la selección nacional en el mundial de patinaje de Barrancabermeja, la hegemonía suramericana de los golfistas colombianos y el liderazgo en los mundiales juveniles de bolos no son gratuitos. Estos logros obedecen a un proceso de planificación que vienen desarrollando las distintas federaciones y el Comité Olímpico Colombiano en su afán por formar deportistas de alto rendimiento que estén en capacidad de foguearse en campeonatos de calidad.

“La sociedad colombiana está muy atrasada en el deporte. Cuando un niño empieza a jugar la familia lo retira de la práctica por considerar que es una pérdida de tiempo. Luego, al entrar a la universidad, al contrario de lo que ocurre en otros países, el deporte pierde estatus y el jugador está muerto. Pese al corto presupuesto les brindamos mejores implementos, buenos entrenadores y los enviamos con más frecuencia al exterior para que conozcan a sus propios competidores y les pierdan el miedo. Con esta preparación en 2008 recogeremos lo que estamos sembrando”, asegura Andrés Botero, presidente del Comité Olímpico Colombiano.

La política ha dado buenos resultados y el país cuenta con una cantera de jóvenes menores de 20 años cuyos nombres han comenzado a oírse en el exterior. Al grupo pertenecen: Alejandro Falla, tenis; Camilo Villegas, golf; Norma González, atletismo; Giovanni Quintero, gimnasia; Juan Guillermo Urán, clavados; Berenice Moreno, patinaje; Clara Juliana Guerrero, bolos, y Augusto Castro y Mariana Pajón en bicicross.

Debido a su excelente desempeño en las categorías juveniles e infantiles los expertos pronostican que en un par de años, cuando alcancen su madurez física y mental, estarán en capacidad de competir con los mejores del mundo y ofrecerle a Colombia triunfos tangibles. La espera es larga pero si el proceso se mantiene, estas semillas deportivas darán su fruto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.