16 diciembre 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

Hernán Darío Goméz: del infierno personal al subcampeonato nacional

Por César Alberto Moreno V., Periodista de Semana.com

MILLONARIOS CAMPEÓN 2012-IIPerfil del técnico que llevó al DIM al subcampeonato.

Hernán Darío Goméz: del infierno personal al subcampeonato nacional.

En el último año y medio Hernán Darío Gómez fue reseñado en los medios de comunicación más por sus escándalos extrafutbolísticos que por sus triunfos en los banquillos. Sin embargo, a pesar del escarnio público al que fue sometido a principios de este año, el ‘Bolillo’ supo bajar la cabeza al acepta
r su culpa y salir del espectro futbolístico por un tiempo, para redirigir su carrera, una decisión que claramente lo ayudó a resurgir y alcanzar con el DIM el subcampeonato del fútbol colombiano.

En lo deportivo, ‘Bolillo’ no ha sido un técnico tan ganador en Colombia, quizás porque Gómez ha pasado la mayor parte de su carrera en el banco de selecciones nacionales. Su único título hasta el momento había sido con Atlético Nacional en 1991.

De 1987 a 1994 el técnico antioqueño se desempeñó como asistente técnico de Francisco Maturana, siendo un eslabón fundamental en las clasificaciones para los mundiales de Italia 1990 y Estados Unidos en 1994, pero fue después de dicho certamen en el que Gómez tomó las riendas del equipo como director técnico en propiedad, de 1995 a 1998, cuando abandonó el combinado patrio debido a la pobre actuación de este en el mundial de Francia.

Luego de 1999 al 2004 ‘Bolillo’ tomó las riendas de la selección ecuatoriana, a la que llevó al mundial de Corea-Japón 2002, pero después de un tormentoso comienzo en la eliminatoria para el mundial del 2006, el técnico salió de Ecuador y se tomó un breve descanso para recalar en la selección guatemalteca entre el 2006 y el 2008.

Sin embargo, el trasegar de Gómez por los seleccionados terminó súbitamente cuando el timonel decidió dejar Guatemala para emprender una nueva aventura en Colombia, tomando las riendas de Independiente Santa Fe. En la institución albiroja contó con todas las facilidades, una pretemporada planeada, unos refuerzos de lujo y el apoyo incondicional de las directivas y la hinchada.

El desenlace de la aventura fue poco satisfactorio al terminar con un equipo eliminado aún faltando varias fechas para concluir el torneo, tanto en el apertura como en el clausura. A pesar de la salida poco decorosa de Santa Fe, la Federación Colombiana de Fútbol lo eligió como el seleccionador nacional de cara al Mundial de Brasil 2014.

El nombramiento se hizo oficial antes de la Copa América de Argentina en el 2010, en la que la selección hizo una actuación que llenó al país con la esperanza de volver a un mundial de fútbol, pero el 9 de agosto del 2011 Gómez dejó el cargo presionado por un problema personal que tomó dimensiones nacionales, por la gravedad del hecho, en el que el técnico agredió físicamente a una mujer.

Luego del conocido incidente Gómez desapareció por unos meses hasta que el 12 de febrero de este año fue anunciado como el nuevo timonel del DIM, algo que calificó como “el momento más feliz de mi vida”, por su vuelta al mundo futbolístico.

El primer semestre fue desastroso al terminar en la casilla 16, cosechando solo 17 puntos en 18 partidos, fruto de cuatro victorias, cinco empates y nueve derrotas. Pero en el segundo campeonato del año, con la llegada de refuerzos como el veterano John Viáfara, en una campaña irregular, el equipo se metió en la última fecha a los cuadrangulares y llegó a la final contra el favorito Millonarios, con el que cayó por penales en una final reñida.

A pesar de no coronarse campeón en un año, Hernán Darío Gómez paso de ser villano a héroe en su ciudad natal.
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad