Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/30/2008 12:00:00 AM

Héroes del balón

El salón de la fama de las estrellas del torneo

Di Stefano: la saeta Rubia
En 1949 llegó a Bogotá, a Millonarios, el argentino Alfredo Di Stefano, quien venía de jugar con River Plate. Di Stefano vino a dar Colombia luego de que se desencadenara una huelga de futbolistas en su país. Es, sin duda, el más prestigioso jugador que ha tenido el fútbol colombiano. Con Millonarios ganó tres estrellas e hizo 267 goles en 294 partidos.

El viejo willy y su generación
En los años 60 y 70 surgieron las estrellas colombianas. ‘Maravilla’ Gamboa, Marino Klinger y Alfonso Cañón forman parte de ese grupo. Pero el más grande de los de su generación nació en Tumaco en 1952. Willington Ortiz era un genio con el balón. “¡Quién lo para!”, gritaban los locutores argentinos cuando en abril de 1981 el Cali venció al River Plate en Buenos Aires con un golazo suyo. La Federación Internacional de Historia y Estadística de Fútbol lo incluyó entre los 50 mejores jugadores suramericanos de la historia.

Las estrellas de los años 80
En la década de 1980, especialmente a partir de 1985, el fútbol colombiano evolucionó notoriamente. Entonces apareció el más grande de todos, Carlos el ‘Pibe’ Valderrama, con sus medias escurridas y sus pases magistrales que lo llevaron a ser considerado el mejor jugador de América en 1987 y 1993. La lista de estrellas de ésta época es larga: Leonel Álvarez, Carlos la ‘Gambeta’ Estrada, Luis Fernando el ‘Chonto’ Herrera, Sergio Angulo, Andrés Escobar y muchos otros. Otro grande fue Arnoldo Iguarán, el guajiro ídolo de Millonarios, y goleador de la Copa América de 1987. En Santa Fe, Freddy Rincón también dejó su marca, y en la Selección fue el compañero ideal de Valderrama.

Los gigantes del arco
Las manos de Efraín el ‘Caimán’ Sánchez eran imanes. Por veloz que fuera un balón, el barranquillero lo atajaba. Fue el primer jugador que triunfó fuera de Colombia. Jugó, entre otros, en Junior, San Lorenzo de Almagro, Atlas de Guadalajara, América y Cali. Amadeo Carrizo, contratado por Millonarios en 1969, hizo aportes a su posición: fue el primero en usar guantes, salía del arco para ayudar en defensa y empleaba el saque de puerta para contragolpear. Senén Mosquera, ‘Caimán’ Sánchez y, más tarde, Pedro Antonio Zape, le dieron paso a René Higuita, el segundo arquero más goleador de la historia, el héroe que le dio a Nacional la Libertadores tapándole penales al Olimpia de Paraguay.
 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1834

PORTADA

El peligro inminente de los otros grupos violentos

La bomba del Andino deja claro que terminada la guerra con las Farc aún quedan otros grupos armados. ¿Cuáles son y qué peligro representan?