Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/18/2014 12:00:00 AM

Hinchas de Millos atacan a otro de América en Bogotá

La intolerancia de las barras del fútbol no tiene límites. El viernes en la noche un hincha fue atacado a machete por causa del color de su camiseta

Camilo Andrés López de 22 años relató a Semana.com que observaba un encuentro de fútbol aficionado en la cancha del barrio San Antonio de Engativá cuando fue abordado por supuestos hinchas de Millonarios quienes tras agredirlo verbalmente procedieron a lesionarlo con el arma blanca.

No eran más de las 9:00 p. m. cuando cayó malherido sobre la improvisada tribuna del parque. Su brazo estaba partido en dos, debido a que lo atravesó para  intentar evitar el ataque en la cara.

Las radiografías tomadas en el Hospital de Engativá dejan ver como el brazo izquierdo del aficionado sufrió lesiones en codo y muñeca que hoy lo tienen bajo una incapacidad médica de 15 días.

Antes de la agresión Camilo había departido con una amiga del barrio que lo invitó a comer chorizo con arepa en un puesto callejero de comidas rápidas.

Luego tomaron rumbo hacia el escenario deportivo donde, según él, se encontraban los hinchas del equipo embajador marcando territorio.

“Apenas llegamos me dijeron que no podíamos estar en ese lugar porque era propiedad de ellos, a lo que me rehusé y terminé llevando la peor parte”, agregó el hincha americano y que pertenece a la barra del Disturbio Rojo en Bogotá.

Inmediatamente uno de los hinchas azules sacó de entre sus prendas un machete con el que atacó a Camilo. Mientras él fue auxiliado por su amiga, quien ayudó a trasladarlo al centro asistencial del sector, los agresores emprendieron la fuga sin que fueran capturados.

Ni siquiera el afectado conoce los sobrenombres de los agresores y, tal vez por ello, su denuncia quedó en el aire ya que fue una de las exigencias que le hicieron en la Estación de Policía para poder imponerla.

“Solo pido que esto que me hicieron no se quede impune porque me fregaron la vida. Me rompieron el brazo y deben pagármelo”, añadió el afectado.

Mientras las autoridades buscan a los intolerantes hinchas del fútbol, Camilo Andrés López intenta recuperarse mediante terapias para volver a sus labores cotidianas en las obras de construcción.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.