Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/14/2014 12:00:00 AM

Dios no salvó a la Reina

Ya son 37 años sin victorias inglesas frente a Italia por partidos oficiales.

Una pragmática selección italiana venció a Inglaterra, con lo justo, en el calor de Manaos. El tanto de Marchisio a los 35 minutos del primer tiempo, y el de la figura del Milán Mario Balotelli a los 50’, bastaron para que la escuadra dirigida por Cesare Prandelli se impusiera ante Rooney y su combo.

Es una postal conocida la de Andrea Pirlo en la boca del túnel, actuando como el líder de la Selección de Italia. Por su parte, los ingleses tenían a Steven Gerrard, uno de los más experimentados del “three lions”. Como ha sido costumbre en este Mundial, ambos equipos entonaron sus himnos al unísono. Tanto el “you’ll never walk alone” de los británicos, como la euforia “bambina”, dejaron otra gran imagen para los recuerdos mundialistas.

El Brazuca rodó a la hora exacta en que había sido pactado el encuentro, en el Arena Amazonia. Sacó Italia, quien retrocedió el balón hasta su portería, esta vez defendida por Sirigu quien reemplazó a Buffon, el veterano de mil batallas. El partido, hasta el minuto 19, había estado lleno de faltas en la mitad de la cancha y disparos que no pasaban del los “uyyyy” que se escuchaban desde la tribuna. Sin embargo, un remate del lateral italiano Candreva fue atajado por Joe Hart, el arquero inglés que milita en el Manchester City. Primera gran opción.

Cinco minutos más tarde, un pase filtrado del lateral británico Glenn Johnson en dirección a Daniel Sturridge, casi termina en gol de Inglaterra. Otra jugada brillante que no fue más que un susto para Prandelli. El compromiso era un vaivén constante, y por instantes parecía una guerra total en la que todos atacan y todos defienden. En una de esas, Balotelli prendió las alarmas de la defensa inglesa con un remate, a los 25 minutos, que se fue desviado por muy poco.

El equipo de Steven Gerrard, quien junto a Sol Campbell son los ingleses con más participaciones mundialistas (7 en total), se venía sobre el arco de Italia, que no reaccionaba a las gambetas de Sturridge y Sterling. Llegó el minuto 34, y como siempre, Pirlo apareció para apagar el incendio. Candreva cobró un tiro de esquina, que Pirlo dejó pasar intencionalmente entre sus piernas, para que Marchisio definiera al palo derecho de Hart, que a pesar de sus esfuerzo, tuvo que resignarse a sacarla de adentro. Buen gol.

Inglaterra parecía desanimada, sin embargo, si los “bambinos” tienen a Pirlo, los de la tierra del té a las cinco de la tarde, tienen a Wayne Rooney. El experimentado atacante del Manchester United metió un centro perfecto desde la banda izquierda, para que el delantero Daniel Sturridge definiera ante la impotencia de la zaga italiana. Empatados de nuevo.

Se vivía el ocaso del primer tiempo, pero como es costumbre, Mario Balotelli quería atraer todas las miradas, y con un “globito” casi pone el 2 a 1. Aún tendría tiempo para hacerlo. Así acabó la etapa inicial, con unos 15 minutos finales frenéticos y, que salvaron en algo, los 30 primeros.
Los dirigidos por Roy Hudgson se iban con todo sobre el arco de Sirigu, pero el palo y las atajadas del italiano hicieron que los hinchas de la “azzurra” no se acordaran de Buffon. Al minuto 50, un centro del lateral Candreva, fue bien recibido por Balotelli, quien de cabeza marcó el segundo para su equipo. Dos a uno.

De ahí en adelante fue un solo de Inglaterra. Sturridge tenía locos a los defensores italianos de la zona derecha, y Rooney con algunas presencias ofensivas, parecía darles una esperanza a los británicos. Nunca llegó el empate, el ataque constante de los de Hudgson se convirtió en cansancio. La humedad y el calor de Manaos, tenían fundidos a los jugadores de ambos equipos, no obstante Inglaterra lo sintió más, gracias a que la mayoría del desgaste durante la segunda parte vino de parte de ellos.

Los cinco minutos de reposición que decretó el juez holandés Kuipers, más que una oportunidad para los ingleses de poner el dos a dos, pareció un castigo, pues las piernas ya no les respondían. Al final, la Selección de Italia se llevó los tres puntos en su debut, en un partido que por momentos se perfilaba a favor de Inglaterra. Un marcador que hubiera podido ser un empate, pero en esta ocasión Dios no salvó a la reina.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.