Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/16/2014 12:00:00 AM

Cero en goles y en conducta para Irán y Nigeria

Los dos equipos llamados a salir eliminados en el grupo F cumplieron el vaticinio y le regalaron a Brasil 2014 su peor partido.

Hubo que esperar 12 partidos en este mundial para encontrarse con el fatídico marcador. Como diría Gary Lineker en su twitter, “el partido trece fue el de la mala suerte”. Desde 1930 no se esperaba tanto para chocarse con el peor marcador de todos, un testimonio a la calidad de un mundial que parecía a prueba de aburrimiento.

Por eso, el premio a figura del partido se lo lleva la tribuna entera, los 39.000 espectadores que asistieron al Estádio Joaquim Américo Guimarães de la ciudad de Curitiba. El espectáculo que brindaron las selecciones de Irán y Nigeria se perfilaba como uno de bajo interés, y cumplió el vaticinio: dejó un cero a cero para el olvido, que deja a Argentina líder cómodo y a Bosnia más que viva en su aspiración de clasificar a octavos de final.

Los arqueros, quizás, fueron los más destacados. Cuando la situación se perfilaba peligrosa la sortearon. En el primer tiempo fue el portero Enyeama el que supo detener un remate de cabeza, cercano y fuerte, de Reza en la que fue la única opción clara de los asiáticos. Quizás fue la más clara del partido. Mucho equilibrio en número de faltas, (Irán 16, Nigeria 14) y el total de tiros a puerta ascendió a tres (Nigeria 2, Irán 1).

Nigeria lo intentó más, tuvo más el balón, pero no por ello lo mereció. Tuvo un gesto técnico para admirar en el minuto 86, en una jugada que por fortuna no entró pues fue anulada cuando el juez ecuatoriano pitó mano donde no la había. El nigeriano recibió en el aire la pelota, la mató con su hombro y soltó una volea endiablada, pasó muy cerca. Hubiera sido de escándalo ver un golazo de tal factura anulado. No pasó. Estos son los temas que deja un partido con tan poco para mostrar.

Los africanos, demasiado enfocados en reclamar a la Federación sobre sus premios y su hotel, no hicieron méritos suficientes para ganar durante los noventa minutos, sí durante el tiempo de adición cuando parecieron despertar. Los iraníes no desplegaron el ataque y la sorpresa que desde las entrevistas habían prometido. Dos equipos limitados le regalaron un espectáculo pobre a la Copa, asumiendo el trono como el peor partido del torneo hasta el momento. ¿Su premio compartido?, ser fuertes candidatos a la eliminación.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.