Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/28/2012 12:00:00 AM

Jackson ya no solo gusta, ahora asombra

Para el Oporto, los nueve millones de euros que costó el pase del delantero colombiano es uno de los mejores negocios, al lado del de Falcao. Para los hinchas del equipo portugués, el goleador es mucho más que eso, ahora lo llaman artista.

En el Oporto esperaban los goles de Jackson Martínez. Y no los ha decepcionado. Por el contrario: el hecho de que hoy sea el máximo goleador de la liga portuguesa (tiene nueve tantos, con los que comparte ese liderazgo con el camerunés Albert Meyong Ze) los tiene felices y seguros de haber acertado en el sucesor de Falcao García.

Pero hay algo más en el feliz momento del chocoano nacido en Quibdó hace 26 años. Ocurre que sus actuaciones ya van más allá de despertar simple alegría, Jackson asombra. Sí, así como suena. Porque una cosa es empujar la pelota en el arco contrario y otra muy distinta, en especial para el hincha raso, es hacerlo con la demostración de que en él hay, primero, un definidor de mil recursos; y segundo, un artista.

Cosa difícil de encontrar, porque normalmente se es lo uno o lo otro. Hay esos nueve que llaman de olfato, que siempre están en el lugar acertado. Llevan encima un imán con el que la pelota los sigue por igual en las habilitaciones que en los rebotes. Hay esos otros que, por igual, suman en las listas de los más efectivos, como en la generosidad de servir de reboteros para ceder, si es último recurso, las celebraciones a sus compañeros.
 
Unos pasadores de última instancia que se convierten en piezas definitivas de sus equipos. Y los hay aquellos elegantes que hacen de cada gol una fantasía. Igual la meten para romper el arco que eligen, una pieza de física que raya en lo imposible. Estos no son los imprescindibles pero sí los inolvidables.

Y en el caso de Jackson, como va todo hasta ahora, esas tres características se funden en él, para confirmar que, como dice el diario Marca, los nueve millones de euros que costó su traspaso resultan de las mejores inversiones hechas por un club que tiene suerte, y talento, a la hora de fichar.

El éxito de Jackson es tal que ya se habla de hacer olvidar a dos históricos recientes. Uno, a Radamel Falcao García. Y para tal efecto, echan en cara las cifras. Es así: ‘Cha-cha-cha’ lleva ya doce goles, sumados los diferentes torneos en que está en competición el Oporto. Eso significa dos goles más que los que obtuvo ‘El Tigre’, aunque, para ser justos, Falcao fue suplente en dos juegos. Al otro jugador al que le está haciendo sombra el delantero, quien ya había triunfado en México, es al mismísimo Hulk, ese brasileño corpulento y efectivo que ahora anda en la liga rusa, en el Zenit.

De Jackson, dice Marca, se sabe que es derecho pero la zurda le funciona igual. Ya lleva cinco goles con esa pierna. Su corpulencia se hace más palpable en cada fecha para aprovechar los 1,85 de estatura que lo hacen poderoso en el juego aéreo.

Pero lo demás es lo que en realidad marca la diferencia. Son tres goles que ya le abrieron hueco en la lista de las mejores anotaciones del año en la liga portuguesa y, a lo mejor, de la suma de las europeas. Uno, el de chilena que le hizo al Beira Mar. Dos, el de taco (más bien una mezcla de escorpión y tijera) que tuvo que tragarse el Sporting de Lisboa.
 
Aunque antes del remate hubo una exquisita maniobra de control con la que subió el grado de dificultad a las nubes. Y tres, una chilena de izquierda para vencer el arco del Beira Mar.

Con razón, Marca se pregunta si no es acaso eso razón suficiente para considerar que la mejor pareja de Falcao en la selección Colombia es Jackson y no Teo Gutiérrez. Aunque ellos mismos se responden que los goles de Teo hablan por sí solos. Y les faltó agregar que, por ahora, no hay nadie con la autoridad suficiente para insinuar modificaciones en un equipo que gana y gusta como lo es la Colombia de hoy. Igual, más allá de esa discusión, Jackson es un fenómeno que se cotiza en Portugal, seguramente apenas una escala en los grandes destinos que le esperan.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.