Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/07/28 16:18

Ahora critican a James por no acortar sus vacaciones

El volante colombiano arrancó la pretemporada con su club y la prensa española ya lo cuestiona. Será un largo año para el crack.

James Rodríguez Foto: Denis Doyle / Getty Images

Las superestrellas del planeta fútbol se cotizan por miles de millones de euros. La Juventus pagó más de 90 millones de euros para fichar al argentino Gonzalo Higuain. Una más abultada, de 120 millones de euros, desembolsará el Manchester United por el francés Pogba.

En ese mar de billetes se mueve la actualidad deportiva del colombiano James Rodríguez. Las versiones de prensa señalaron que llegaron a ofrecer hasta 80 millones de euros por sus servicios. En España casi daban por descontado que James dejaría la comodidad de la capital española y se dejaría seducir por las cifras que ofrecía el millonario mercado de pases en el Viejo Continente.

Le recomendamos: "James ha jugado menos, pero es importante para nosotros": Zidane

Pero James tenía claro que seguiría en el Real Madrid. El cucuteño va por su tercera temporada en el equipo más mediático del mundo y sería el año de su redención o el de su hundimiento.

Lo de James más que una decisión fue una apuesta. El volante quiere revancha. La temporada 2015-2016 fue compleja: lesiones, entredichos, actos de indisciplina, dos entrenadores y mucho tiempo en el banco de suplentes. Todo lo contrario a lo ocurrido en su primera temporada, esa en la que deslumbró a propios y a extraños.

El panorama para este nuevo año está marcado por la persecución mediática. Ni bien arrancó sus primeros trabajos y en una columna del diario AS lo cuestionaron por no haber cedido días de descanso como sí lo hizo Lionel Messi en el Barcelona. Desde el primer día, los cañones apuntan al pecho del colombiano, esa es la primera consecuencia de su decisión.

Le puede interesar: James Rodríguez cambia de look

“Messi es titular (titularísimo) en su club y Balón de Oro por quinta vez en la última edición. James no es titular, sino suplente, y por supuesto no tiene ningún Balón de Oro. Sin embargo, Messi perdona una semana de vacaciones, y James, ni un día”, dice la nota.

El artículo agrega: “James tiene la condición necesaria, es un superclase, pero no la suficiente. Le falta poner más de sí. Ya el año pasado regresó más tarde de lo que le pidió Benítez. En su derecho estaba, pero a ese derecho renuncian otros. Por ejemplo, Messi. O, sin salir del Madrid, Morata, Lucas Vázquez y Kovacic. Estos tres, como Messi, han perdonado vacaciones a fin de ponerse a punto lo antes posible”.

Sin duda, el segundo punto es todavía más complejo. La relación entre James y Zinedine Zidane es misteriosa y tensionante. Durante los meses de descanso, al francés casi que le tocó gritar que "James no se va", ante las preguntas inquisidoras de la prensa. Pero su posición frente al colombiano siempre ha sido ambigua.

Desde la otra orilla, James tendrá que aprovechar la pretemporada para ganarse la confianza de su entrenador. La misión en estos días es convertirse en titular, volverse, cómo no, en un inamovible en los 11 de Zidane.

En medio de una danza de millones de euros, con la presión constante de la prensa y sin la plena confianza de su entrenador, la decisión de James de seguir en el Madrid no luce como la más conveniente. Pero de eso se trata el fútbol de alta competencia: de tomar riesgos y confiar a muerte en las capacidades deportivas.

El país futbolero espera que la temporada 2016-2017 para James sea la de su resurrección en el Real Madrid.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.