Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/14/2017 2:17:00 PM

James se despidió de la hinchada del Bernabéu

El colombiano se retiró del último partido de la temporada del Real Madrid en casa como si fuera su último juego.

La nostalgia del día final de clases de un estudiante que se despide del colegio en el que ha pasado varios años. Eso fue lo que transmitió James Rodríguez cuando fue sustituido en el partido entre Real Madrid y Sevilla, el último en casa del equipo blanco en la temporada y probablemente el último que el colombiano jugó frente a la afición merengue.

Al salir del campo, el colombiano miró alrededor y aplaudió como muestra de agradecimiento hacía a la hinchada que lo ha apoyado durante las tres últimas temporadas. Los aficionados respondieron sabiendo que esta es la confirmación de que sus días están contados en este equipo.

En los últimos días se ha rumorado que ya hay un preacuerdo entre el Manchester United y el Real Madrid para la transferencia de James que se concretaría en el mercado de verano.

Le recomendamos: James y un juego que podría ser su despedida del Bernabéu

Este domingo el Real Madrid goleó al Sevilla (4-1) con un ambiente festivo en el cierre del curso en el estadio Santiago Bernabéu, donde también destacaron la versión salvadora de Keylor Navas, la pegada de Cristiano Ronaldo, autor de un doblete, y un brillante Marco Asensio para dejar un aroma a título a falta de dos partidos.

Al equipo de Zinedine Zidane le restan dos ‘finales‘ para conquistar la Liga, en Balaídos ante el Celta y La Rosaleda frente al Málaga, con margen para empatar una de ellas. Esos son los cálculos de un Real Madrid que sueña con el doblete más grande tras superar a un Sevilla con bajas, que comenzó pecando de inocencia pero obligó a su rival a tomarse en serio el duelo con una reacción de casta.

Van a ser tres años desde cuando se dio la presentación oficial de James como jugador del Real Madrid. Ese día entró al estadio Santiago Bernabéu repleto de colombianos, en cuya gradería el color amarillo superaba al blanco. Hizo algunas demostraciones con el balón y se ganó la ovación cuando un hincha con la camiseta de la Selección Colombia entró al césped y lo abrazó. El cuerpo de seguridad del estadio lo atrapó, James intervino para que no lo maltrataran y le regaló un balón.

El James de hoy es muy distinto al que vivía el 22 de julio de 2014, cuando pisó por primera vez la grama del Bernabéu con el dorsal 10 del Madrid. El talento del colombiano sigue vigente, pero su lugar en el club merengue es discutido.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.