Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2010/06/18 00:00

Kaká es la gran interrogante de Brasil

A las puertas de su segundo compromiso en la Copa Mundial, los brasileños se entrenan en un ambiente de camaradería y entusiasmo, del que no escapa Kaká.

Kaká es la gran interrogante de Brasil Foto: AP

Pero con miras al choque del domingo frente a Costa de Marfil en el Grupo G, la principal interrogante que rodea al pentacampeón mundial es la condición de uno de sus jugadores más desiquilibrantes.

Durante los últimos días, la pregunta frecuente ha sido sobre Kaká y si hay alguien adecuado para sustituirlo en el caso de que así lo requiera la verdeamarela.

"Me siento preparado, listo para ser utilizado, claro, respetando a los otros jugadores", manifestó el viernes el mediocampista ofensivo Julio Baptista.

El jugador de la Roma ayudó a la selección de Dunga que se consagró campeona en la Copa América de 2007, en la que no participó Kaká, y puede cumplir el mismo papel del centrocampista del Real Madrid en el equipo.

Un día antes, el delantero Robinho, quien fue la figura en la victoria 2-1 ante Corea del Norte, dijo que seguirá aportando en su papel de atacante y al mismo tiempo ayudando en el mediocampo si la selección lo requiere.

Ante un Brasil que no jugó su mejor partido y con un Kaká que se vio apagado, Robinho fue el hombre que sacó la cara e hizo el desgaste.

Kaká fue sustituido el martes a los 78 minutos por el delantero suplente Nilmar, quien también fue bombardeado el jueves por el mismo tema.

Sin embargo, Kaká dijo tras el partido que se sintió bien y que buscará mejorar los próximos partidos.

"Está súper tranquilo y está tratando de encontrar su mejor forma", manifestó Julio Baptista.

El mejor jugador del planeta en el 2007 viene de un proceso de recuperación de varias lesiones --incluida una reciente dolencia en el muslo izquierdo--, que le estropearon su primera temporada con el Real Madrid.

A Kaká se lo vio el viernes practicando tranquilamente y participando de la alegría y bromas con sus compañeros al comienzo del entrenamiento, el cual después fue cerrado a la prensa que no pudo conocer los ensayos tácticos implementados por Dunga.

Pero el portal de la selección brasileña dijo que Dunga ordenó un partido de 30 minutos entre los titulares y los reservas, con victoria para los primeros con gol de Maicon a pase de Kaká, además de una sesión con jugadas tácticas ofensivas.

A juzgar por ese entrenamiento, Dunga saldrá el domingo ante Costa de Marfil con la misma alineación con que enfrentó a Corea del Norte: Julio César en el arco, Michel Bastos, Juan, Lucio y Maicon en defensa, Gilberto Silva, Felipe Melo, Elano y Kaká en el mediocampo, Robinho y Luis Fabiano en la delantera.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.