Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1997/03/17 00:00

LA CARRERA DEL MILLON

Con premios por un millón de dólares, Michael Johnson y Donovan Bailey disputarán el título del hombre más veloz de la Tierra.

LA CARRERA DEL MILLON

Faltan algunos meses para que suceda. Pero desde ya, son muchos los que lo catalogan como el evento atlético de 1997. La carrera Johnson-Bailey será una de las competencias que más público atraerá en este año, ya que por primera vez en la historia los dos corredores más veloces de la Tierra, en sus respectivas especialidades, se medirán cara a cara para definir cuál de los dos es el más rápido.Los personajes de este inusual enfrentamiento son dos de las estrellas que más brillaron en los Juegos Olímpicos de Atlanta: el estadounidense Michael Johnson, quien se convirtió en el primer hombre en ganar en una misma olimpíada las medallas de oro en los 200 y 400 metros planos, y el canadiense Donovan Bailey, triunfador de la prueba reina del atletismo, los 100 metros.
La razón para que los organizadores y patrocinadores del evento, un grupo de empresas canadienses, hayan decidido que los protagonistas serían dos corredores de especialidades diferentes radica en que, según ellos, resulta mucho más interesante ver una carrera entre dos hombres que nunca compiten juntos, que una en la que los atletas son rivales habituales y se encuentran con frecuencia durante el año en diferentes campeonatos.
Además, Johnson y Bailey, fuera de ser las dos máximas figuras del atletismo en este momento, tienen la particularidad de que ninguno de los dos ha corrido oficialmente en la especialidad del otro, y que son los dueños de los récords mundiales en cada una de sus pruebas. El estadounidense batió en Atlanta su propio registro orbital en 200 metros al parar los cronómetros en 19,32 segundos, y en los mismos juegos el canadiense recorrió los 100 metros en 9,84 segundos, la mejor marca en la historia (ver recuadro).
Para convencer a los corredores _ambos de 29 años_ de aceptar participar en esta prueba especial, los organizadores recurrieron a algo tan simple como efectivo: el dinero. El ganador recibirá 700.000 dólares y el perdedor se llevará los restantes 300.000. Esto convierte la carrera en la mejor pagada de la historia, si se tiene en cuenta que el duelo durará como máximo 15 segundos.
Con el fin de no darle ventaja a ninguno de los dos atletas, la prueba, que fue bautizada como 'en busca del hombre más rápido del mundo', será disputada sobre una distancia intermedia entre las especialidades de los dos corredores: 150 metros. Fuera de esto, para tratar de hacerla lo más equilibrada posible, la curva que deberán tomar los corredores en el Sky Dome de Toronto será un poco más abierta de lo normal, ya que como es obvio Johnson está más acostumbrado a las curvas que Bailey.
Pese a que la carrera sólo se disputará a finales de mayo, los expertos dan como favorito al estadounidense, pues es un hombre más experimentado que Bailey, acostumbrado a recorrer como una bala los 200 metros, mientras que el canadiense tendrá que hacer un esfuerzo extra para cubrir 50 metros más de los que está habituado. Por ahora sólo queda esperar a que se dé el pistoletazo inicial para saber quién se quedó con los 700.000 dólares y el apodo de hijo del viento, que desde ya piensan ponerle al ganador.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.