Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/7/1988 12:00:00 AM

LA CASA POR LA VENTANA

A pesar de las declaraciones de su esposa, de sus extravagancias y arranques de ira Tyson está listo para su próximo combate.

Al comenzar la semana pasada todo parecía confirmar la tesis de que Mike Tyson tenía problemas psíquicos. Luego de ver por la televisión una entrevista con su esposa la actriz Robin Givens el campeón mundial de los pesos completos sufrió un ataque de ira rompió las ventanas de su casa con un atizador para léña lanzó varios muebles por el segundo piso de su lujosa mansión en New Jersey y sacó corriendo a su esposa y a su suegra que llamaron a la policía desde un teléfono público de los alrededores.

La soberana rabieta del rey de los pesados se desató cuando su esposa entrevistada por la periodista Barbara Walters en el famoso programa 2020 afirmó que Tyson era maniaco-depresivo asustador e impredecible. Al parecer el joven campeón de 22 años se sintió bastante ofendido por las declaraciones de su esposa y traicionado por la persona más importante en su vida. Lo cierto es que desde su matrimonio en febrero de este año se ha especulado mucho sobre la influencia de Robin Givens y su madre en los asuntos del boxeador quien a partir de entonces se ha vuelto irritable y problemático.

Antes de la boda Tyson se habia caracterizado por ser un deportista disciplinado una persona sencilla y trabajadora que sólo pensaba en su futuro en el ring. Los rumores comenzaron cuando semanas antes de su pelea por la unificación de la corona frente a Michael Spinks Mike decidió romper con Bill Cayton, su apoderado de toda la vida según dicen por influencia de su esposa y de su suegra. Por esos mismos días abandonó los entrenamientos para irse a Los Angeles a acompañar a Robin quien estaba filmando algunos capitulos de una serie de televisión. Semanas después del combate, el campeón estrelló su carro BMW contra un árbol en un aparente intento de suicidio tras una conversación teletónica con la Givens; también se dio a puños en una calle de Nueva York con otro boxeador al que había derrotado hace algunos años.

Pero el episodio de la semana pasada, en el que la imagen del deportista quedó por el suelo pareció darle la razón a quienes lo creían loco o por lo menos desequilibrado. Sin embargo, a mucha gente le quedaron sospechas después de escuchar las declaraciones de la esposa de Tyson especialmente porque durante mucho tiempo se dedicó a hablar maravillas del campeón. Para muchos Robin Givens y su madre Ruth Roper sólo son un par de oportunistas que van tras la fortuna de Tyson y están buscando alguna disculpa para lograr un divorcio ventajoso.

Una vez conocida su última rabieta varios médicos salieron a afirmar que en efecto el hombre estaba loco. Otros negaron que eso fuera cierto y coincidieron en sostener que las extravagancias de Tyson eran el resultado de la presión a que lo han sometido las dos mujeres. Algunas personas cercanas al campeón dijeron que sufría crisis depresivas y el mismo boxeador reconoció que tenia frecuentes accesos de mal genio. En una sabia decisión y para acabar de una vez por todas con los rumores Bill Cayton le convenció de hacerse una serie de completos exámenes psicológicos. Los resultados de las pruebas fueron bastante alentadores para el campeón aunque no se sabe si fueron igualmente buenos para su esposa y su suegra. De acuerdo con 105 doctores Mike Tyson está en perfectas condiciones mentales. No es un maníaco-depresivo y no hay motivo alguno para preocuparse. Los resultados fueron tan favorables que la próxima pelea de Tyson frente a Frank Bruno se llevará a cabo en la fecha establecida y no habrá ningún retraso al menos por culpa de la supuesta locura del campeón.

Al cierre de esta edición no sólo Tyson estaba listo para peleas en un ring de Inglaterra sino que también se preparaba para enfrentarse a su esposa en las cortes, en un pleito de divorcio que puede costarle 30 millones de dólares. --
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.