Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/19/1990 12:00:00 AM

LA DANZA DE LOS MILLONES

Al comenzar la temporada deportiva, se rompen todos los records de contratos para transmisiones.

Mientras usted está sentado frente al televisor observando su deporte favorito, son millones y millones de dolares los que se mueven detrás de estas actividades, las más codiciadas por los medios de comunicacion en el mundo.. Alrededor del planeta, las cadenas de televisión y de radio (se trenzan en fieras luchas por los derechos exclusivos de transmisión de los principales eventos deportivos. El pasado fin de semana tuvo lugar en los Estados Unidos la final del futbol americano, el conocido Super Bowl, un espectáculo que conto con una audiencia cercana al 50% y que es, sin duda, el más costoso del mundo entero. En su edición del año pasado generó entradas de 25.000 dólares por segundo de comerciales.

Gracias a la próxima participación en la Copa Mundo Italia-90, los medios de comunicacion colombianos han entrado en la onda de las grandes cifras por transmisiones. La OTI (Organización Iberoamericana de Televisión) cobró un millón de dolares por los derechos de transmisión del Mundial para Colombia. Tal cantidad que a primera vista parece astronómica por un mes de partidos desde Italia, es nada si se le compara con el mismo millón de dólares (cerca de 450 millones de pesos) que costó un minuto de comerciales en el Super Bowl del pasado domingo, que duró escasas tres horas. Se calcula que durante las transmisiones desde Italia los anunciadores colombianos deberán pagar unos dos millones de pesos por el minuto de televisión. SEMANA ha podido establecer que RCN y Caracol deberán contar con no menos de 450 millones de pesos cada una para transmitir por radio los partidos de Italia.

Este tipo de contratos están ahora a la orden del día. Con el comienzo de la temporada deportiva internacional se ha desatado una guerra entre las diferentes cadenas de television--especialmente las norteamericanas--por adquirir la exclusividad en diferentes eventos, que ha desembocado en las cifras más exorbitantes en la historia de estas transmisiones. Al frente del tire y afloje están las grandes cadenas (ABC, CBS y NBC), que en los últimos tiempos se han visto amenazadas por el exito de la televisión por cable y buscan recuperar audiencia gracias a las superproducciones deportivas.

Despues del fútbol americano, el beisbol es el deporte de multitudes para los gringos. En este punto, la CBS le ganó el pulso a su rival NBC y acaba de cerrar un contrato por 1.100 millones de dolares para transmitir la Serie Mundial, las semifinales y una docena de juegos regulares hasta 1993. Esto es un poco más de lo que le llegó a Colombia el año pasado por el famoso credito Concorde. La NBC, que quedó en una difícil posicion ante la arremetida de su rival, comenzó a tocar puertas hasta alcanzar un contrato de 600 millones de dólares por cuatro años de transmisiones de basquetbol profesional, a razon de 3 millones de dolares por partido o 62.500 dólares por minuto de juego, para ser exactos. Hace cinco años, ese mismo contrato le costó a la CBS apenas 176 millones de dolares.
La CBS contraatacó y se hizo con uno de los contratos más polémicos y arriesgados, al pagar 1.000 millones de dolares por las transmisiones del basquetbol universitario hasta 1997.
Las compañías de T.V. por cable no se han querido quedar atrás y la ESPN--especializada en deportes- pago 400 millones de dolares por las transmisiones de beisbol de grandes ligas, mientras la TNT canceló 275 millones por el basquetbol profesional.

Esta pelea, que le ha reportado miles de millones de dolares a los organizadores de los eventos, sin embargo ha hecho mella en las finanzas de varias de las grandes cadenas, que en muchas ocasiones cierran los tratos a sabiendas de que poco o nada ganarán, pero con el interes de mantener su prestigio. En 1988, la ABC pagó 309 millones por transmitir los Juegos Olímpicos y, a la hora del balance, perdió 65 millones en la operacion.
Está claro que las ofertas estan por las nubes. Lo que falta por ver es cuántos de los grandes sobrevivirán a estos violentos golpes contra sus finanzas.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.