Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/25/2014 12:00:00 AM

La defensa, el verdadero problema de la selección

Aunque todo el país está pendiente de la rodilla de Falcao, los colombianos deberían preocuparse por sus zagueros.

El 22 de enero pasado fue apocalíptico para Colombia. En un partido de la Copa de la Liga frente al Chasselay, un equipo amateur de cuarta división, la rodilla izquierda de Radamel Falcao García sufrió una complicada lesión. Durante días el país no habló más que de eso, al punto que el propio Juan Manuel Santos fue con todas las cámaras de presidencia a hablar con el astro después de su operación. Ahora, con menos de 50 días para que empiece el Mundial, el viaje del ‘Tigre’ a Brasil aún es incierto y la baja inquieta mucho a los colombianos.

Pero lo cierto es que, como pocas veces en su historia, la selección cuenta con una excelente camada de delanteros que le pueden dar tranquilidad a la hinchada. Hombres como Teófilo Gutiérrez, Jackson Martínez, Carlos Bacca, Luis Muriel, Víctor Ibarbo o Adrián Ramos pasan por un buen momento y todos los fines de semana ponen a temblar las redes rivales.

En realidad Colombia, en vez de preocuparse por los goles que logre hacer, debería alarmarse con los que le puedan meter. Los defensas están o faltos de ritmo o saliendo de lesiones o con un nivel irregular. Aunque Colombia cerró las eliminatorias con la valla menos vencida, en Brasil se enfrentará a Japón y a Costa de Marfil, dos equipos rápidos, explosivos, venenosos en el ataque, de mucho cuidado. Esta es la situación actual de la zaga colombiana:

Camilo Zúñiga: jugador clave en las eliminatorias, sufrió una lesión de la rodilla en octubre del año pasado. Aunque en principio el Napoli, su club, predijo que su recuperación no tardaría más de ocho semanas, solo hasta el fin de semana pasado el técnico Rafael Benítez lo volvió a convocar. Zuñiga todavía no ha jugado su primer minuto y tras una pausa de siete meses, no se sabe realmente cómo llegue a Brasil.

Santiago Arias: el jugador del PSV Eindhoven holandés mostró que tiene nivel para ir a Brasil en los partidos contra Paraguay y Túnez. Pero, con solo 22 años, es joven y la presión de un Mundial le puede pesar.

Cristian Zapata: aunque solo jugó en los amistosos contra Bélgica y Holanda, el central del AC Milan está en la baraja de José Pékerman. El problema es que Zapata es suplente desde la llegada del holandés Clarence Seedorf al banquillo rossonero en enero pasado y lleva más de un mes si disputar un minuto con el Milán.

Carlos Valdés: a principios de año pasó del Santa Fe al San Lorenzo de Almagro argentino, donde ha tenido buenas actuaciones y lo ponen a jugar cada vez más. Sin embargo todavía no es titular indiscutible y Pékerman no lo llamó en las últimas fechas de la selección.

Pablo Armero:
importante en el esquema táctico de Pékerman, su traspaso en enero del Napoli al West Ham inglés preocupó a más de uno porque podía perder ritmo adaptándose a un nuevo estilo. Aunque ya está en la titular, el West Ham es un equipo de media tabla para abajo y en el partido contra el Crystal Palace Armero provocó el penalti de la derrota. Este fin de semana se quedó calentando banca.

Mario Alberto Yepes: es el mariscal de campo de Colombia, un líder dentro y fuera de la cancha, pero ya no tiene los mismos reflejos y la velocidad de hace un par de años. A sus 38 años, es titular en el Atalanta, equipo que ocupa el puesto 11 en la Serie A italiana, aunque a veces su entrenador Stefano Colantuono prefiere jugar con otros zagueros. Después del Mundial el club italiano lo podría vender al Deportivo Cali, poniendo así fin a 12 temporadas en Europa.

Luis Amaranto Perea: muchos hinchas le temen a su juego irregular con la selección, donde alterna partidos excelentes con otros malos. El defensa del Cruz Azul mexicano acaba de volver de una lesión muscular para jugar unos minutos en la final de la llamada ConcaChampions, que su equipo conquistó. Pero este fin de semana no jugó.

Éder Álvarez Balanta: aunque le ha ido bien en River Plate, con Pékerman solo ha jugado 30 minutos. Para rematar se desgarró el fin de semana pasado y estará por lo menos un partido por fuera de las canchas.

Stefan Medina: aunque sus juegos con la selección fueron desastrosos, con Nacional venía mostrando un buen nivel, tanto en la liga como en la Copa Libertadores. Este jugador polifacético podía ser una carta interesante para Pékerman, pero una lesión en el tobillo en el partido del miércoles pasado contra Atlético Mineiro lo dejó por fuera del Mundial.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.