Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2015/08/13 10:05

La derrota administrativa de Águilas Doradas

Por disposición de la SIC el club sólo podrá usar la marca para identificar sus servicios deportivos. Este golpe jurídico llega horas antes de su compromiso por Copa Suramericana.

La marca Águilas Doradas estaba en disputa y la SIC entregó una decisión. Foto: Cortesía: SIC

Unas son de cal y otras son de arena para el equipo Águilas Doradas, que actualmente hace parte de la primera división del fútbol colombiano. En las últimas horas, la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) canceló parcialmente, por no uso, la marca ‘Águilas Doradas’ de la Corporación Deportiva de Itagüí  Ditaires para identificar servicios de “educación, formación, esparcimiento y actividades culturales”

De acuerdo con la disposición de la SIC la marca ‘Águilas Doradas’ sólo estará vigente para distinguir “actividades deportivas”. El club deportivo que actualmente tiene escuelas de formación no podrá utilizar ni el logo, ni la marca para identificar estas actividades. Sin embargo, el equipo mantendrá su nombre para enfrentar los partidos del fútbol profesional colombiano.

La SIC adoptó esta decisión porque se demostró que la marca ‘Águilas Doradas’ no había sido usada en los últimos tres años para distinguir servicios de “educación, formación, esparcimiento y actividades culturales”, pero que sí lo había sido en relación con “actividades deportivas”.

Esperanza deportiva

El equipo profesional Águilas Doradas vive un momento paradójico. Mientras que la SIC decide sobre el uso parcial de la marca -la decisión no tiene ningún recurso de apelación-, el equipo profesional tendrá que aprovechar una oportunidad histórica: jugar una competencia internacional como la Copa Suramericana.

Este jueves el Águilas tendrá que enfrentar al Unión Comercio del Perú por la primera ronda del certamen. El equipo manejado por el polémico dirigente José Fernando Salazar logró acceder a esta copa gracias a un buen desempeño deportivo en el año 2014, pero el panorama en el último año se llenó de turbulencias.

Después de una agría disputa entre el dueño del equipo y el municipio de Itagüí, población que los acogió por años y donde había logrado el ascenso a la primera división del FPC, el equipo casi que se volvió itinerante porque no ha podido conseguir una sede que los acoja definitivamente.

Tanto así que el partido que tendrá que enfrentar este jueves contra Unión Comercio tendrá que celebrarse en el estadio Atanasio Girardot de Medellín con entrada gratuita para el público. Durante este 2015, Águilas Doradas ha tenido que jugar en diferentes poblaciones, lo que muchos periodistas deportivos han considerado una falta de seriedad con el torneo.

En el rentado nacional, el equipo marcha en el puesto 11 con 6 puntos logrados en 5 partidos jugados. Mientras que en el deportivo Águilas Doradas tiene algunas turbulencias, pero mucho por competir, en las mesas administrativas la decisión ya está tomada.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.