Lunes, 16 de enero de 2017

| 1997/03/10 00:00

LA ERA DE LOS SUPERARBITROS

Para minimizar sus errores, los árbitros de fútbol podrían ser convertidos en robocops. La pregunta de los aficionados es si se mantendrá la esencia del fútbol.

LA ERA DE LOS SUPERARBITROS

En todos los rincones del planeta en donde se juega al fútbol los árbitros toman decisiones que causan ampolla y provocan grescas fenomenales, que no pocas veces terminan en tragedia. Por esta razón el tema del arbitraje es unode los que más desvela a los jerarcas de la Fifa. Y, por eso mismo, desde hace varios años se vienen probando diferentes sistemas para minimizar los posibles errores arbitrales. El último, y al parecer el más exitoso de estos experimentos, tuvo lugar hace algunas semanas y desde entonces está siendo probado y analizado en competencias y partidos menores en Europa.Para el experimento, la Fifa decidió echar mano de lo más avanzado de la tecnología para brindarle a los jueces una serie de herramientas que aumenten la confiabilidad de sus veredictos (ver gráfico). El ensayo se realizó durante un partido a puerta cerrada en el estadio de Einhoven, Holanda, y los comentarios fueron bastante positivos. Lo único malo es que el inusual montaje técnico tuvo un precio descomunal. Ese partido de ensayo costó un poco más de 600.000 dólares. Según los voceros de la Fifa, sin embargo, la idea es que, como suele ocurrir con la tecnología, en poco tiempo se logre reducir al máximo el valor de la instalación de los equipos para que sea accesible a todas las ligas profesionales de fútbol del mundo, ya que como está diseñado por ahora sólo podrá ser utilizado en certámenes que mueven millones de dólares, como el Mundial de fútbol, la Copa Uefa o la Intercontinental de Clubes. Aunque el novedoso sistema, que muchos europeos han bautizado como 'los jueces robot', aún tiene que completar su trámite burocrático por la Fifa antes de ser avalado oficialmente, ha despertado desde ya una gran polémica dentro de los directamente afectados: los árbitros. Según Felipe Russi, arbitro Fifa, "todo lo que sea tecnología que ayude a mejorar el trabajo de uno, pues bienvenido sea. El problema es que solamente deberían aplicarse algunos de esos recursos técnicos, porque de lo contrario el fútbol cada vez será más lento".Pero los árbitros no son los únicos que han cuestionado las innovaciones. Para los amantes del balompié el impedimento de fondo consiste en determinar hasta dónde vale la pena buscar el perfeccionamiento del juego al meterle tanta tecnología, pues se corre el riesgo de que el fútbol termine por desnaturalizarse y perder su esencia. Al fin y al cabo, dicen, pese a lo criticados que son, no hay que olvidar que desde hace más de 100 años los errores involuntarios de los árbitros también han hecho parte del atractivo del fútbol. Por ahora sólo queda esperar a que el sistema entre en plena operación para poder determinar a ciencia cierta si el fútbol es mejor con árbitros armados sólo con un pito y dos tarjetas o con jueces que parezcan una réplica de Robocop.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.