Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/19/2012 12:00:00 AM

La furia de los tenistas

La patada que le dio el argentino David Nalbandian a un juez de línea durante la final del torneo londinense de Queen’s ha hecho recordar otros episodios de tenistas iracundos.

Aunque Nalbandian solo quería desahogar su ira contra la valla que cubría a uno de los jueces, terminó descalificado, perdió los 60.000 dólares del primer lugar y tendrá que pagar una multa de 13.000 dólares. Tampoco recibió los puntos de la ATP que le correspondían por su participación en el certamen y, por si fuera poco, la policía británica lo está investigando por agresión.
 

 
El ruso Mikhail Youzhny reaccionó con violencia después de perder un punto ante el español Nicolás Almagro en el Sony Ericsson Open en Miami en 2008. Esta vez él fue el más perjudicado, pues en su ataque de ira se golpeó la cabeza con la raqueta y terminó con un hilo de sangre sobre la frente.
 

 
A principios de este año, durante el Abierto de Australia, el chipriota Marcos Baghdatis no se conformó con romper una raqueta y acabó con otra, otra y otra. Al final, la pataleta no le sirvió de nada, pues ganó su contrincante el suizo Stanislas Wawrinka.
 

 
El estadounidense John McEnroe, ganador de siete Grand Slam, es recordado por su zurda poderosa, pero también por su mal genio. En un partido del Abierto de Estocolmo, en 1984, llamó “idiota” al árbitro y luego destruyó una mesa con su raqueta en presencia del mismísimo rey de Suecia.
 

 
Hasta el suizo Roger Federer, el caballero de las canchas, ha perdido el control. Prueba de ello es que en 2009 durante el torneo Masters de Miami no tuvo reparos en destruir su raqueta con un solo golpe ante la impotencia de perder un punto contra el serbio Novak Djokovic, el actual número uno del mundo.
 

 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.