Jueves, 23 de octubre de 2014

| 2013/08/24 00:00

La lucha por la corona

En el US Open, el último Grand Slam del año que empieza este lunes, se definirá el mejor jugador de la temporada.

Andy Murray, Novak Djokovic y Rafael Nadal. Foto: .

Este año Nueva York será el escenario de una batalla campal que definirá quién es el mejor tenista del mundo. En esta nueva versión del US Open, el último Gran Slam del año que empieza el lunes, se darán cita los tres jugadores que pasan por el mejor momento y que tienen opciones reales de ocupar el primer lugar del escalafón de la ATP: Novak Djokovic, Rafael Nadal y Andy Murray. Estos tenistas, que ocupan respectivamente los tres primeros lugares del ranking mundial, han ganado antes el US Open y quieren repetir el título. Y no sólo esto: este año el ganador se lleva un enorme cheque de 1.9 millones de dólares.

Desde hace un tiempo hay una rivalidad latente entre los tres, en particular entre Djokovic y Nadal. El español y el serbio se han enfrentado 36 veces en su carrera y aunque Nadal lleva una ligera ventaja  sus partidos son impredecibles. Lo único seguro es que los dos siempre llevan su juego hasta el límite. 

Por su parte, Murray estaba hasta hace poco rezagado. El británico, a quien todos le reconocen su inmenso talento, pasó varios años a la sombra de los otros grandes jugadores y se desmoronaba en los momentos clave. Sin embargo desde que contrató a Ivan Lendl, el legendario campeón checo, como su entrenador, su juego ha alcanzado un nivel superior. Lendl corrigió los errores en el saque y en el revés de Murray y, sobre todo, le dio seguridad, lo que permitió que el británico ganara el US Open el año pasado e hiciera historia al ganar Wimbledon este año. Aunque llega a defender su título en Nueva York  también es un enigma. Si bien pasa por el mejor momento de su carrera, sus reacciones son impredecibles. A pesar de toda la seguridad que le ha dado Lendl, muchos dudan que logre aguantar la presión frente a Djokovic o Nadal. 

En el papel, Djokovic es el gran favorito para ganar en Nueva York y continuar en el primer lugar de la ATP. El serbio ha demostrado de sobra su fortaleza física y mental. A Djokovic le gustan los grandes desafíos y además se siente muy cómodo en las canchas duras de Flushing Meadows, donde ya triunfó en 2011. No obstante este año no ha ganado tantos títulos –sólo cuatro- y el último trofeo que levantó fue el de Montecarlo en abril. Algunos creen que, aunque siempre es favorito, este año su poderoso juego no le va alcanzar. 

En este escenario, Nadal parece salir favorecido. El español es quien ha mostrado mayor estabilidad en lo que va corrido del año, después de regresar de una dolorosa lesión que lo mantuvo alejado del juego varios meses. Además de ganar, con una seguridad sorprendente, Roland Garros y otros nueve títulos, el español tiene un rendimiento asombroso: ha ganado 53 partidos en 2013 y sólo ha perdido 3. De esos ha ganado 15 y no ha perdido ninguno en superficie dura, lo cual es sorpresivo dado su tipo de juego. Después de ganar el torneo de Cincinnati hace un par de semanas, Nadal afirmó que se encontraba en plena forma y que su objetivo principal era ganar en Nueva York y recupera el primer lugar del escalafón. Su mayor enemigo es su propio cuerpo: en cualquier momento puede regresar su lesión recurrente en las rodillas.

Además de los tres más opinados, hay otros candidatos que no se pueden perder de vista. El primero de ellos es, por supuesto, Roger Federer. El suizo salió esta semana, por primera vez en diez años, del selecto grupo de los 5 mejores jugadores del mundo. Federer llega a Nueva York en la séptima posición de escalafón y después de haber sufrido derrotas muy duras. Pero, a pesar de que está en el ocaso de su carrera –muchos especulan que se retirará en 2014-, no hay que olvidar que se trata del mejor jugador en la historia del deporte y que, cuando está inspirado, nadie lo puede derrotar. 

En seguida vienen Juan Martín del Potro, Thomas Berdych y David Ferrer. El gigante argentino, del Potro, ya ganó el título en 2009 y ha mostrado también que puede ganarle a cualquiera en cualquier superficie. Berdych es también un jugador estupendo, con un saque muy veloz, que siempre puede hacer daño en superficies duras. Sin embargo, el checo pierde el control en los momentos más tensos. Por último está Ferrer, el más veterano de todos. A los 31 años, este español no se rinde nunca. Pero Ferrer es un especialista en superficies más lentas, como el polvo de ladrillo, y nunca ha tenido un buen desempeño en Flushing Meadows. 

Así están las apuestas por el momento. No parece haber otros candidatos firmes, aunque hay una nueva generación de jugadores, como Bernard Tomic, Milos Raonic, Ryan Harrison, Jerzy Janowicz y Kei Nishikori, que podría dar una sorpresa. Por el momento sólo está claro que los aficionados del deporte blanco tendrán dos semanas de emociones garantizadas.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×