Jueves, 19 de enero de 2017

| 2009/10/28 00:00

La NFL es un reguero de huesos

La NFL es un reguero de huesos

Un influyente congresista dijo el miércoles que pedirá historias clínicas sobre lesiones al sindicato de jugadores de la NFL, la asociación de deportes universitarios, las escuelas secundarias e investigadores médicos para comprender mejor los riesgos de salud que implica este deporte.

"Necesitamos un estudio expeditivo e independiente de toda la información", dijo el representante demócrata John Conyers en una audiencia de la Comisión Judicial de la cámara baja, y añadió que el problema es "de vida o muerte".

"No lo digo simplemente debido al impacto de esas lesiones en los 2.000 jugadores en actividad y más de 10.000 retirados de la NFL y sus familias", dijo Conyers. "Lo digo por el efecto sobre millones de jugadores universitarios, secundarios y juveniles".

El comisionado de la NFL Roger Goodell dijo que la liga brindará seguimiento médico gratuito a 56 jugadores que reportaron padecer demencia, mal de Alzheimer o problemas de pérdida de memoria en una encuesta reciente, la que dio lugar a la audiencia del miércoles. Dijo que la NFL consultará a los jugadores para determinar si reciben fondos del Plan 88, que da hasta 88.000 dólares al año a ex jugadores que padecen Alzheimer, mal de Parkinson o demencia, cualquiera que sea la causa.

El estudio reciente, realizado por pedido de la NFL en la Universidad de Michigan, indica que la incidencia de Alzheimer y otros trastornos de la memoria sería mayor de lo normal en jugadores de fútbol americano retirados. El autor principal, David Weir, presente como testigo en la audiencia del miércoles, dijo que los resultados demuestran que el asunto merece ser estudiado con mayor profundidad, pero no demuestra que exista un vínculo entre el juego y los problemas mentales posteriores. Esta es la conclusión que destacó la NFL cuando se difundió el estudio.

Goodell sostuvo que en materia de lesiones de la cabeza, los factores médicos tienen prioridad sobre los competitivos, y la liga tiene una línea telefónica gratuita para que los jugadores denuncien si piensan que los están presionando para volver a jugar antes de tiempo tras sufrir una conmoción u otra lesión.

"Las decisiones de volver a jugar las toman médicos, solamente médicos", aseguró el comisionado. "No las toman entrenadores. No las toman jugadores ni compañeros de equipo".

Por FREDERIC J. FROMMER y HOWARD FENDRICH
WASHINGTON (AP)

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.