Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/27/2012 12:00:00 AM

La obsesión corinthiana por la Copa

El segundo equipo más popular de Brasil tiene una enorme deuda con su 'torcida': la Libertadores. Mientras tanto, el Corinthians ha tenido que ser objeto de burlas por parte de sus más acérrimos rivales. Ahora tienen la oportunidad de cambiar la historia.

Cinco veces ganó el ‘Brasileirão’, 26 el campeonato estadual, y en su vitrina reposan cientos de trofeos de diferentes competiciones menores y torneos amistosos. Pero el Sport Club Corinthians Paulista tiene una deuda enorme con su afición, la Copa Libertadores.
 
El ‘Timão’, como popularmente se le conoce, es junto con el Flamengo de Río de Janeiro, uno de los equipos más populares del país. Pero así mismo, por su poderío económico, es de lejos uno de los más odiados.
 
Ni hablar de las rivalidades que suscita, principalmente en el Estado de São Paulo, donde juega el ‘clásico alvinegro’ con el Santos, el ‘clásico majestuoso’ con el São Paulo y el colérico ‘derby paulista’ con el Palmeiras.
 
A diferencia del Corinthians, los otros tres grandes del Estado, ya tienen la ‘Taça’ continental en sus vitrinas. El Santos la ganó en el 62 y el 63 con Pelé y en la última edición en 2011 con Neymar; São Paulo se hizo con el título en el 92, el 93 y el 2005; y el ‘Verdão’, su máximo rival, la consiguió en 1999 venciendo al Deportivo Cali en la final.
 
Pero la historia ha sido un poco más dolorosa para las ‘galinhas pretas’, como se les dice despectivamente a los corinthianos. En enero del 2000, se jugó en Brasil la primera Copa Mundial de Clubes, que no era otra cosa que un torneo con invitados de la FIFA, por supuesto, sin ninguna repercusión contundente en la historia. Entonces, Corinthians se hizo con el título, pero siempre rodeado por las ‘brincadeiras’ de los demás torcedores paulistas que no acreditaban en lo absoluto aquel campeonato.
 
Entonces, ese mismo año, el ‘Timão’ emprendió una fuerte campaña por conseguir de una vez por todas la Copa, con tan mala suerte que tuvo que verse las caras con el mismísimo Palmeiras en semifinales, donde cayó derrotado en la definición por tiros penales.
 
Capítulo negro en la historia corinthiana que le ha motivado una tremenda obsesión por la Libertadores, que no ha conseguido a pesar de la enorme inversión financiera de la cual ha sido objeto y más allá del tremendo apoyo popular con el que cuenta.
 
Esta temporada el Corinthians logró lo que nunca antes, llegar a la final. Pero nada quedará en los anales de la historia si no levantan la Copa. A su favor cuenta una gran campaña que hasta ahora lo tiene invicto en la competición, pero al frente tendrá al gigante Boca Juniors, el equipo de la mística copera. Empresa nada fácil de enfrentar.
 
Luego, los millones de torcedores corinthianos esperan cumplir el sueño y que el próximo miércoles, en el partido de vuelta, puedan colmar la Avenida Paulista celebrando su primera Libertadores.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.