Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/2/2015 12:03:00 PM

La sanción a Compagnucci no fue proporcional a la agresión

Comparada con sanciones como la que recibió Luis Suárez, el defensor argentino recibió una sanción bastante simple. Medios argentinos fueron benévolos con el joven.

A Luis Suárez lo expulsaron del Mundial de Brasil y lo sancionaron por 5 meses por aquel histórico mordisco que le propinó al defensor italiano Giorgio Chiellini. Al joven, Lucio Compagnucci tan sólo le pusieron tres fechas y aunque no podrá jugar más en el Suramericano, podrá jugar sin problema en el Mundial de la categoría.

Las proporciones de las sanciones no tuvieron en cuenta la gravedad de las agresiones. Por un mordisco casi que tuvieron parado a la superestrella uruguaya, mientras que por una agresión alevosa que puso en riesgo la cornea del jugador colombiano apenas le quitaron la posibilidad a Compagnucci de participar en el torneo continental. La pregunta ¿por qué el rasero es distinto?

En primer término hay que tener claro que, la sanción a Suárez fue impartida directamente por la FIFA durante el Mundial, mientras que la reprimenda al comportamiento violento de Compagnucci fue proferida por el Comité de Disciplina de la Conmebol, donde la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) tiene mucha mayor influencia.

Por otro lado, un evento como un campeonato continental sub 20 no tiene la misma trascendencia mediática que un Mundial. El comité disciplinario que sancionó a Compagnucci, de fondo, le permite al jugador estar en el Mundial que se desarrollará en Nueva Zelanda, al que Argentina ya clasificó gracias a la victoria ante Brasil, evento que sí tendrá una mayor repercusión en el entorno futbolístico.

Pero el tema toma mayor relevancia en el caso que Argentina clasifique a los Juegos Olímpicos. Precisamente, después de la victoria argentina ante Brasil, el equipo quedó bien perfilado para  lograr un cupo en el encuentro olímpico, y resultaría paradójico (por decir lo menos) que en la cita que exalta la deportividad y la sana competencia pueda participar un elemento que se ha destacado en su corta carrera por graves agresiones a los rivales.

Siga este enlace para conocer la historia de Lucio Compagnucci.

Medios argentinos indiferentes

En los portales deportivos de Argentina apenas hubo algunas menciones ante la agresión. En el diario Clarín calificaron la decisión como “inesperada” y además informaron sin desenfado que “Juan Carlos Crespi, secretario de Selecciones, fue a hablar con el organismo para exponer que en el informe arbitral no había ninguna aclaración de la situación”.

Resulta curioso que la reprobación ante un hecho tan violento, como el que protagonizó Compagnucci no haya ningún tipo de reprobación. De hecho, las únicas voces sensatas se pueden leer entre los comentarios de algunos lectores que, consientes de la gravedad del hecho, sí solicitan una sanción más acorde a la violenta salida.

Lo cierto es que la carrera de Lucio Compagnucci apenas comienza y sus antecedentes lo marcan como un defensor violento, que no sabe reaccionar ante las derrotas. Es una pena que las autoridades no ayuden al joven para que encamine mejor su rendimiento deportivo, mediante sanciones que realmente lo hagan reflexionar. Veremos qué hace en el Mundial y, quizás, en los Juegos Olímpicos.  
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.