Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/20/2013 12:00:00 AM

La selección de Tahití sonríe después del 10-0

La goleada de España sobre Tahití este jueves en la Copa Confederaciones pasará a la historia como la mayor goleada registrada en este jóven torneo.

Por lo general un partido que termina por goleada deja ver las dos caras de la moneda, un equipo celebrando a rabiar su contundente victoria y el otro sumido en una profunda tristeza por su pésima actuación, sin embargo hoy en el estadio Maracaná la historia fue muy distinta, a pesar de que la Selección de Tahití fue goleada este jueves por 10 -0 en el mítico Maracaná sus jugadores lucían sonrientes al final del partido.

Ya lo había dicho su entrenador Eddy Etaeta antes de que comenzara el torneo, “Para nosotros esto es como una películ”. La participación de Tahití en este torneo es una de esas casualidades que se presentan pocas veces en la vida ya que parece sacado de una cinta 'hollywoodense', nadie se imagina que un torneo organizado como antesala al mundial tenga entre sus participantes a una selección que tan solo cuenta con Mahama Vahirua, delantero del Panthakikos, como el único jugador profesional de su plantilla.

Los oceánicos que arribaron a Brasil hace dos semanas se han ganado la simpatía del público local, tanto así que en el partido de esta tarde el fallo de un penal por Parte del Fernando Torres fue celebrado por la tribuna como una anotación de los Tahitianos.

Hasta el día de hoy en la corta historia de la Copa Confederaciones las mayores goleadas las había propinado Brasil que había vencido a Australia en la final de 1997 por 6-0 y 8-2 a Arabia Saudí en las semifinales de 1999. El 10-0 de la selección española sobre Tahití este por 10 – 0 será un record difícil de superar y demuestra dos cosas: que a Oceanía le falta mucho para llegar a pelear por un lugar en la élite del futbol y que el mayor aporte de los oceánicos al futbol moderno son los marcadores abultados.

A pesar del 10-0, los Tahitianos podrán dormir tranquilos ya que el marcador del partido de este jueves todavía está muy lejos del 31-0 que se dio en un partido por las eliminatorias al Campeonato mundial de Corea y Japón 2002 en el que se enfrentaron Australia y Samoa Americana,  específicamente el 11 de abril de 2001, partido que a la fecha es la mayor goleada de en una competición avalada por la FIFA.

El bajo nivel de Tahití y en general del futbol oceánico obedece a que en un continente como Oceanía son más populares deportes como el Rugby y el Cricket y tan solo Australia, que ahora es parte de la Confederación asiática de futbol, y Nueva Zelanda son los de los equipos que han mostrado un nivel más acorde al balompié que se juega en otras latitudes del mundo apoyados por su cercanía a Inglaterra por pertenecer a la mancomunidad británica.

Pero más allá de que el marcador de hoy entre en los anales de la historia junto al 10-1 de la Copa Mundial de España 1982, cuando la selección húngara apabulló a su similar del 15 de junio del mismo año. Tahití ubicada en el puesto 138 del ránking de la FIFA puede jactarse de haberse codeado con la campeona del mundo en España en pleno Maracaná y eso es algo que ninguna selección o comentarista les podrá arrebatar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.