Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/8/1987 12:00:00 AM

LA SEMANA COLOMBIANA

Todo le salió bien a los escarabajos la semana pasada en España.

La imagen de Lucho Herrera dejando atrás a sus rivales Dietzen y Kelly en el ascenso a Lagos de de Covadonga, aparecida el pasado martes en todos los diarios del país, renovó las esperanzas de los aficionados en sus ciclistas y marcó el inicio de la que puede ser la mejor semana en la historia de las participaciones colombianas a nivel profesional en Europa. Sin duda alguna la actuación de los ciclistas colombianos en la Vuelta a España del presente año supera lo hecho en el 85 en esa misma prueba y en el Tour de Francia (en donde Luis Herrera obtuvo el título de la montaña y Fabio Parra el del mejor neoprofesional), demostrando que si bien queda algo por aprender, las enseñanzas adquiridas en anteriores participaciones comienzan a dar frutos.
Todo comenzó el pasado lunes 4 de mayo (día del cumpleaños de Lucho), cuando los colombianos se despertaron con la ilusión de ver triunfar a Herrera en una etapa en la que se jugaba el todo por el todo, dado el empinado ascenso final en Lagos de Covadonga propicio para que los escaladores hicieran de las suyas. Las esperanzas de los aficionados se vieron colmadas con creces cuando Herrera lanzó un violento ataque en la cuesta final, al que no pudieron responder ni Kelly ni Dietzen, quienes se tuvieron que conformar con ver pasar de largo a Lucho y limitarse a tratar de perder el menor tiempo posible. Pero lo mejor estaba por venir. Al arribar Herrera a la meta, los periodistas colombianos en España y con ellos todos los aficionados, comenzaron a contar uno por uno los segundos que demoraba el líder Dietzen en llegar a la meta y que acercaban a "El Jardinerito" al liderato de la prueba, para terminar contando los segundos que separaban al alemán y al irlandés Kelly del nuevo líder. Y cuando todos creían que nada mejor podía ocurrir Oscar de J. Vargas sacó la cara por el equipo Postobón entrando en cuarto lugar en la etapa, subiendo al mismo puesto en la clasificación general. El saldo fue plenamente favorable para los colombianos: Herrera líder de la competencia, líder en la montaña y mejor extranjero en la prueba; Postobón, líder por equipos escoltado por el equipo Café de Colombia. La euforia de aficionados y comentaristas encuentra plena justificación, en el hecho de que la Vuelta a España es la segunda carrera en importancia mundial después del Tour de Francia.

A DEFENDER LA AMARILLA
Al margen de la alegría que produjo el triunfo colombiano, una pregunta flotaba en el ambiente: ¿hasta cuándo aguantará Herrera como líder? El primero en mostrarse escéptico frente a ese reto fue el propio líder, quien declaró al final de la etapa del lunes que "es muy difícil mantener la camiseta, pues los ataques van a venir de todos lados". Sean Kelly, principal rival del colombiano, se mostró satisfecho con su actuación de ese día pues en su concepto esperaba perder más tiempo en el ascenso. El irlandés encontró favorable no tener sobre sus hombros la responsabilidad del liderazgo mientras llega la última semana de competencia, en la que todo quedará definido.
En la etapa del martes, a diferencia de lo esperado, los grandes de la prueba no atacaron, en parte para evitar un desgaste prematuro, y en parte por la confianza que tienen en las fracciones de la presente semana. Los ataques vinieron de parte de corredores que, ante la imposibilidad de figurar entre la baraja de candidatos a ganar la vuelta, buscan figurar en las etapas de "transición" sin representar ningún riesgo para el lider. En uno de esos ataques, que se caracterizan por largas cabalgatas solitarias, el colombiano Carlos Emiro Gutiérrez, del equipo español Kelme, ganó la etapa del miércoles 6 en una actuación que mereció los elogios de los entendidos: "Lo que hizo Carlos fue una bestialidad. Esa etapa era para un valiente como él", afirmó Vicente Belda, coequipero del colombiano y quinto en la general. Con esta actuación, Gutiérrez no solo consiguió su más importante triunfo, sino que aseguró su contrato con el equipo español para la próxima temporada, que se estaba enredando como consecuencia del bajo rendimiento del corredor durante el año.

LA ULTIMA SEMANA
Para los especialistas en ciclismo la actuación de los colombianos animó una vuelta que para los españoles se presentó sombria desde el comienzo, por la defección de los principales ciclistas ibéricos y la perspectiva de un Kelly solitario en la punta. "Han sido los auténticos animadores, en especial ahora que los españoles y Fignon han estado tan flojos", afirmó el periodista español de la revista Marca Josu Garai, aunque el favoritismo general sigue inclinado hacia Kelly.También hay que tener en cuenta que la competencia se cierra con tres etapas de alta montaña antes de llegar a Madrid, que pueden favorecer a Lucho si llega con los arrestos necesarios y, como dijo el español Chema Bermeja de la revista AS "...Los colombianos son muy combativos aunque les falte un poco de experiencia. Da gusto verlos correr porque son luchadores hasta morir".
Al cierre de la presente edición el corredor Oscar de J. Vargas presentó problemas de tendinitis en el tobillo izquierdo que comprometen su cuarto puesto en la general, así como su permanencia en carrera. Luis Herrera visitó al médico de la competencia por dolores en una de sus rodillas que al parecer no comprometen su posición, pero que no dejan de preocupar si se tiene en cuenta que "El Jardinerito" no está en el punto óptimo de preparación para afrontar una prueba tan larga y exigente.
Sea como sea, ha sido una semana de gloria. Y queda claro que solo una actuación fuera de serie, que supere lo hecho en la semana anterior, puede darle a Herrera la ansiada victoria final.





¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.