Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/10/1996 12:00:00 AM

LA SUPERNIÑA

A pesar de todos su problemas físicos y emocioiiales, Steffi Graf igualó la semana pasada el record de permanencia en el primer lugarde la WTA que tenía Martina Navratilova.


CUANDO LA WOmen Tennis Association =WTA= publicó la semana pasada la clasificación de las tenistas profesionales algunos no encontraron mayores sorpresas. La alemana Steffi Graf y la serbia nacionalizada estadounidense Mónica Seles seguían compartiendo el primer lugar, las españolas Arantxa Sánchez Vicario y Conchita Martínez se mantenían en la segunda y tercera posición respectivamente, y la croata Iva Majoli y la germana Anke Huber también continuaban dentro de las cinco primeras. Sin embargo, aquellos que llevan las estadísticas sí encontraron una gran sorpresa en ese último ranking: Steffi Graf había logrado igualar la marca de permanencia en el primer lugar de la WTA que tenía la checa nacionalizada estadounidense Martina Navratilova.
Casi sin que nadie se diera cuenta, Graf fue sumando semanas en la cima de la WTA hasta lograr igualar la sorprendente marca de 331 semanas que desde hace casi una década estaba en poder de Navratilova. Este récord es bastante significativo para Graf, teniendo en cuenta que durante el último año y medio, la alemana ha tenido serios problemas con una grave lesión en su espalda, que inclusive la ha obligado a retirarse de varios torneos, y que además, durante ese tiempo ha luchado contra el terrible golpe moral que para ella significó el escándalo financiero que tiene a su padre, Peter Graff, en la cárcel.
Lo paradójico es que cuando muchos predijeron que estos problemas posiblemente determinarían el fin de la exitosa carrera de Steffi, ella logró sobreponerse a las adversidades demostrando un gran profesionalismo. Para algunos expertos, el hecho de que Graf lograra igualar la marca de Martina a los 26 años es algo que les ha permitido predecir que en muy poco tiempo Steffi puede llegar a convertirse en una figura histórica. La principal razón que ha llevado a los conocedores a insinuar lo anterior radica en que Martina llegó a la semana 331 cuando va tenía 35 años, mientras que la Graf lo hizo casi 10 años antes, y cuando todavía tiene un muy buen nivel de juego.
Teniendo en cuenta que en la última temporada Graf ganó torneos tan importantes como los Abiertos de París y Nueva York y Wimbledon, y que en lo que va de 1996 tiene un balance perfecto es bastante probable no sólo que supere la marca de la checa, sino que logre ir sumando semanas, que al tener en cuenta los años que le quedan de tenis, con seguridad harán que el récord que imponga sea muy difícil de superar.
Por ahora lo único que está perfectamente claro es que quienes resultarán más beneficiados de esta marca serán los aficionados ya que de ahora en adelante la pelea por definir el primer lugar de la WTA estará al rojo vivo, pues en el horizonte la única tenista que puede tener las armas suficientes para evitar que Graf siga aumen tando su récord es Monica Seles, quien desde su revreso a las canchas hace 40 semanas comparte la cima del escalafón mundial con la alemana. Sólo el tiempo dirá si la Graf logra seguir demostrando que es una tenista fuera de serie.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.