Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/16/2014 12:00:00 AM

La telenovela de Falcao y la presión comercial

Las contradicciones sobre la participación de Radamel Falcao en el Mundial se multiplican. ¿Qué tan importante es la presión comercial en este culebrón?

Qué sí, que no, que tal vez, que veremos. A pocas semanas del Mundial, no pasa un día sin que se publiquen noticias, entrevistas, opiniones, rumores sobre la rodilla de Radamel Falcao. Lo que nadie tiene todavía son certezas. Los colombianos ya no saben qué pensar y como si fuera un culebrón, esperan con ansiedad el próximo capítulo, para ver si por fin se revela el final de la trama. Pero más allá del estado físico del goleador, factores financieros explican por qué no termina la telenovela.

Las últimas noticias han sido sumamente contradictorias. El martes pasado el técnico José Pékerman decidió incluirlo en sus 30 preseleccionados. Para el argentino el caso no está cerrado y va a esperar hasta el 2 de junio, cuando entregue la lista final de mundialistas a la Fifa, para tomar una decisión definitiva.

Ese mismo día Falcao subió una foto a Instagram, donde se ejercitaba en Madrid y escribió “un resumen del trabajo de esta mañana. 9.4 km corriendo, 1.5km nadando. No alcancé a los 2. Y a la tarde un poco de Gym y tratamiento”. Como para que quede claro que a unas semanas de la Copa Mundo no se rinde.



Tres días después la página oficial del A.S. Mónaco, donde juega desde hace un año, publicó una foto del ‘Tigre’ entrenando con sus compañeros con la noticia: “un día antes del último partido de la temporada, el estadio Louis-II acogió el último entrenamiento de los rojo y blancos antes de las vacaciones de verano. Presente en el Principado, Radamel Falcao quiso unirse a sus compañeros para vivir con ellos esta sesión tan particular”.



¿Quiere decir que Falcao ya está lo suficientemente bien como para tocar un balón? ¿O solo quería unirse unos segundos a sus compañeros en la última sesión de la temporada? No se sabe, pues ese mismo día el diario deportivo español Marca publicó una entrevista con el ‘Tigre’, que empieza a bajar las expectativas sobre su eventual viaje a Brasil.

Si bien afirmó: “sí, ya le pego (al balón) y me he sentido bien. Pero eso es una cosa, tocar la pelota sin más, y otra es estar metido en un grupo con la máxima exigencia profesional, son cuestiones separadas. Hay diferencia y en ese segundo nivel es en el que mi rodilla debe responder adecuadamente”.

Y anunció que “llegar al cien por cien futbolísticamente va a ser imposible, porque me faltan horas de fútbol competitivo. Para resumir, si tengo buenas sensaciones, iré. Si veo que no estoy seguro y no voy a aportar nada, seré sensato y no iré”.

Un par de días antes, el padre del delantero, el exfutbolista colombiano Radamel García dijo en una entrevista con RCN La Radio, que "clínicamente él está muy bien, el problema que le observo es que futbolísticamente no lo está, porque hasta ahora está adquiriendo las cualidades físicas, entonces hay que esperar para ver qué sucede".

También dijo que “está recuperado prácticamente en un 60 por ciento, ahora le hace falta la otra parte: la resistencia, la fuerza, la velocidad, la coordinación, y son cosas fundamentales para un futbolista de alto rendimiento".

Y circula el rumor de una posible rueda de prensa el próximo 20 de mayo en Bogotá donde Falcao anunciaría que no va al Mundial.

El factor dinero
Pero la salud del jugador no es la única consideración que pesa a la hora de dar un parte definitivo. Si él aún no se ha pronunciado de manera clara, es que también piensa en su billetera.

Falcao es una marca poderosa con 4,75 millones de seguidores en Twitter y más de un millón en Instagram. Cualquier cosa que publique, que escriba o que haga es inmediatamente compartido, comentado miles de veces. Y eso es sinónimo de dinero, mucho dinero. Su nombre está registrado en la Superintendencia de Industria y Comercio y Falcao es la imagen de Puma, Direct Tv, Samsung, BBVA, Gillette, Gatorade, Despegar.com, los relojes Hublot y Colombina.

Por publicidad Falcao ganaría por lo menos 10 millones de dólares anuales. Y si no va a Brasil, esa platica se perdió, tanto para los empresarios como para él. El diario económico la República calculó que “la lesión le costaría 154 millones de dólares solo en aseguramiento a la empresa que le estuviera custodiando las piernas, y 50 por ciento de los ingresos publicitarios del futbolista”.

En ese sentido, Falcao sigue actuando y publicitando productos como si fuera al Mundial. Esta semana impulsó el lanzamiento del último comercial de Samsung (43.000 likes) y promocionó los guayos mundialistas de Puma (57.00 likes).



Es más, en la foto que publicó el Mónaco, el goleador calza por primera vez los botines rosados y azules de la marca alemana. Y cuando sube fotos de su recuperación, siempre lleva indumentaria Puma.





Y así es como tiene que actuar el ‘Tigre’. Quién sabe, tal vez les ofrezca a sus patrocinadores la milagrosa historia de una recuperación imposible, una resurrección brasileña que no se le ocurriría ni al mejor publicista. Y mientras no se defina su puesto en la Copa, seguirá impulsando los kits mundialistas de sus mecenas.

Pero no es la única presión económica. Su fichaje le costó 79 millones de dólares al Mónaco y tiene un sueldo, según Forbes, de 23 millones por año. Los dueños de su pase no deben ver con un buenos ojos su ida al Mundial, una participación que arriesga la recuperación de su rodilla, puede comprometer su rendimiento en la próxima temporada y termine depreciando su valor.

Y en el fútbol, el dinero es casi tan importante como los goles.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.