Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1994/10/31 00:00

A LAS "GRANDES LIGAS"

Después del éxito de Diego Guzmán y Juan Pablo Montoya en la Barber Saab, los dos pilotos colombianos seguirán el camino para llegar a la elite del automovilismo mundial.

A LAS "GRANDES LIGAS"

EL FIN DE SEMAna pasado se corrió la última válida del campeonato de automovilismo Barber Saab y el resultado no pudo ser mejor para los colombianos. Los dos pilotos que representaron al país en las pistas estadounidenses, Diego Guzmán y Juan Pablo Montoya, hicieron lo suficiente en esta categoría como para pasar a las 'grandes ligas' del automovilismo mundial. Inclusive algunos expertos aseguraron que sin los dos pilotos nacionales, la Barber Saab hubiera carecido de emoción.

Atrás quedó esa categoría en la que el turbo de cada carro lo cuadra a su antojo la organización y en la que los mecánicos no pertenecen a un equipo, sino también a todo el engranaje administrativo del campeonato. Desde el próximo año, Montoya y Guzmán entrarán a competir en categorías donde el equipo al que pertenecerán hará todo lo posible para que triunfen.

Por su parte, Montoya ya tiene casi todo listo para ir a correr a la Fórmula 3, aquella categoría donde otro colombiano, Roberto José Guerrero, fue figura en 1980 tras conseguir el tercer puesto en la general. Lo increíble es que Montoya casi ha concretado el patrocinio en México, y hasta ahora ninguna empresa privada colombiana se le ha medido a financiarlo para competir en el Viejo Continente. Sin embargo, todavía no ha firmado con los mexicanos, ya que esto significaría la exclusividad y permanencia en el calendario mexicano, lo que podría afectar de una u otra forma el llegar a su más ansiada meta: la Fórmula 1.

Diego Guzmán no va a seguir el camino de Montoya . Su adaptación a las pistas estadounidenses lo han hecho elegir el camino para llegar a la Indy Car. Hasta el momento varios equipos de la Indy Light -categoría obligatoria para llegar a la Indy Car- le han hecho ofertas. Su único problema es económico. Correr le costaría más o menos 500.000 dólares anuales y es necesario que alguna empresa norteamericana se una al patrocinio que ya tiene prácticamente asegurado con Postobón. La suerte está echada, y Montoya y Guzmán esperan seguir los pasos de Roberto José Guerrero, sin duda el mejor piloto que ha tenido Colombia hasta el momento.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.