Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 1995/10/02 00:00

LOS DUELOS DEL SIGLO

En el Abierto de Tenis de Estados Unidos se definirá quiénes son en realidad los número uno del planeta.

LOS DUELOS DEL SIGLO

TAL VEZ NUNCA antes el Abierto de Estados Unidos había sido tan esperado. Hace algún tiempo los torneos de Grand Slam más interesantes eran el Abierto de Francia y el Wimbledon. Pero sin duda en 1995 el US Open ganará de sobra. En esta oportunidad se definirá quién es quién en el tenis mundial. Y es por esto que los fanáticos al deporte blanco están de fiesta.
¿Cuál es la razón para que esto esté sucediendo? Que tanto en hombres como en mujeres hay un duelo que está para alquilar balcón. En el campo masculino hay dos nombres que son opuestos en su personalidad y en su forma de jugar. André Agassi, el número uno del escalafón mundial, y Pete Sampras, el número dos. Ambos ya ganaron un Grand Slam este año: Australia fue para Agassi y Wimbledon para Sampras. Y aunque el primero ha mostrado mayor regularidad a lo largo de la temporada eso no significa que vaya a vencer con facilidad a Sampras, quien tendrá que demostrar ante su público que es capaz de recuperar el primer puesto de la ATP, que perdió precisamente frente a a Agassi a comienzos de 1995. La espectacularidad y el carisma de Agassi se enfrentarán a la rapidez y frialdad de Sampras.
En el campo femenino el duelo es aún mejor. Y no sólo porque cada día esté gustando más el tenis femenino que el masculino. En esta ocasión hay varios factores que convierten un partido en el acontecimiento del siglo.
Algo así como cuando se vio el cometa Halley. Lo más seguro -claro, si no suceden sorpresas- es que el próximo sábado Steffi Graf y Mónica Seles pisen el infernal cemento de la cancha de Flushing Meadows para jugar la final del US Open 1995.
De llegarse a dar, el partido será a muerte. En una esquina estará el drama de Steffi Graf. Su padre se encuentra preso por estafa fiscal, ella está siendo investigada por evasión de impuestos y en su espalda hay un dolor más grande que sus 10 años de profesionalismo. De la forma como Graf pueda afrontar esta situación dependerá mucho su suerte en el campeonato. En la otra esquina se parará la reencauchada Mónica Seles, con sus dramas sicológicos por la famosa puñalada en Hamburgo en 1992, pero con la ilusión de recuperar lo que la obligaron a abandonar: el puesto número uno del escalafón mundial. La Seles reapareció en Toronto y no dejó dudas. Un poquito pasada de kilos, aplastó a todas sus adversarias y se coronó campeona. Habrá que ver si la falta de continuidad no le pesará en un torneo tan largo como este. La suerte está echada. Según la revista El Gráfico, en Las Vegas los apostadores también están de fiesta. Agassi está 2-1 en las apuestas frente a Sampras y Seles 3-1 frente a Graf. Este domingo se sabrá quiénes en realidad son los número uno del tenis mundial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.