Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/4/2014 12:00:00 AM

Joyitas: los futbolistas más odiados del Mundial

Algunos hacen trampa, otros son sucios, uno incluso muerde. Estas estrellas lograron entrar a la lista negra de la afición ¿Quién falta?

A falta de verdaderos delincuentes como Alexander Villaplane, el capitán de la selección francesa de 1930 que se volvió nazi y fue fusilado por sus compatriotas al final de la Segunda Guerra Mundial, y sin un villano universal como Marco Materazzi, el hombre que arruinó la final de Alemania 2006, Semana.com presenta a los candidatos que se pueden llevar la corona del más detestado en Brasil 2014.

Luis 'Mordelón' Suárez (Uruguay)


El lado oscuro del delantero del Liverpool, elegido hace poco como el mejor jugador de la liga inglesa, no se limita a un área específica. Su hoja de vida cuenta con varias distinciones. Ha mordido a dos jugadores, por lo que se ganó el apodo de ‘el Canibal’ en Holanda: a Otman Bakkal, cuando juagaba en el Ajax, y a Branislav Ivanovic, la temporada pasada.



También fue acusado de racismo al decirle ‘negro’ al jugador del Manchester United Patrice Evra. Se ganó, además, el desprecio absoluto de Ghana al tapar, como si fuera el arquero, un gol cantado de los africanos en el último minuto del de los cuartos de final del Mundial 2010. Y como si todo eso fuera poco, le encanta lanzarse al césped apenas pisa el área.



Sergio 'Patabrava' Ramos (España)

Incluso jugando junto a Pepe -ese temible carnicero-, el defensa español ha logrado consolidarse en el Olimpo de los más detestados. Aunque no ha protagonizado ningún escándalo del nivel de los jugadores de esta lista, por alguna razón a la gente le gusta odiarlo. 

Quizá porque mete patadas, quizá por ser sucio, quizá por su arrogancia. En todo caso, cada vez que el central del Real Madrid la lía, como cuando se comió el penalti en las semifinales de la Champions League contra el Bayern Múnich en 2012, tanto los periódicos como las redes sociales arremeten en su contra. 

Y es que el defensa tampoco se ayuda. Se ha vuelto famoso por sus pifias en entrevistas. Aquí algunas ‘perlas’: 

“No sé quien es Naranjito pero me lo imagino... ¿Johan Cruyff?”, dijo en 2006. Naranjito fue la mascota de España 1982.

“Cuando éramos pequeños a algunos amigos les gustaba el baloncesto y a otros el basket...”, aseguró en una entrevista de Real Madrid TV.

“Hay que tener el máximo respeto a Lituania porque tiene jugadores internacionales”, concluyó en 2010. 

“Uno se va a casa con la cabeza baja después de haber tenido un resultado bueno para el partido de vuelta. Que se nos hayan ido esos tres puntos te deja un sabor agridulce", le dijo a un periodista de TVE tras unos octavos de final de Liga de Campeones.



Pepe 'El carnicero' (Portugal)

Ahorca, patea, pisa: es el futbolista sucio por excelencia. Basta con ver el video en el que tumba y luego arremete contra un jugador del Getafe como si fuera un pedazo de carne, para darse cuenta de que el ‘Monstruo de Maceió’ tiene serios problemas emocionales. En ese mismo episodio el defensa portugués también agrede a otro jugador algo que le terminó costando una sanción de 10 partidos.




Desde entonces, Pepe ha sido una de las víctimas preferidas de las redes sociales y se ha convertido en uno de los defensores más temidos de Europa. En 2012, tras una falta, incluso patea a Arbeloa, ¡un jugador de su mismo equipo! Y aunque hace poco se cambió el ‘look’ (pasó de estar rapado a tener un afro tal vez más ‘peace end love’), lo único que logra su nuevo peinado es hacerlo ver aún más aterrador. 



Nigel 'Karate Kid' de Jong (Holanda)

Apodado el cortacésped por su estilo de juego agresivo, el jugador del Milán subió repentinamente al podio de los jugadores más odiados cuando le metió una patada tipo Mortal Kombat en el pecho al español Xabi Alonso en la final de Sudáfrica 2010. Pero una inspección más precisa muestra que Alonso no ha sido su única víctima.

Tres meses antes del Mundial, el volante de contención le clavó una falta tan atroz al estadounidense Stuart Holden, que lo lesionó por casi dos años. Y si bien desde entonces su fama de matón ha disminuido, en 2013 la página web El gol digital lo nombró el décimo jugador más sucio del mundo, dos puestos por detrás de Marco Van Bommel, su antecesor en la selección holandesa.



Joseph 'Transparencia' Blatter: 

Son tantos los escándalos que ha tenido el máximo mandatario de la FIFA, que ya ni lo deben de afectar. En 2004 sugirió que las mujeres deberían usar shorts más apretados y camisetas más pequeñas para que el fútbol femenino despegara de una vez por todas. Dos años antes, el suizo fue acusado de malgastar hasta 100 millones de dólares de la FIFA pero al final salió libre y el que terminó perdiendo su puesto fue el hombre que lo acusó.


¿Corruptos? ¿Nosotros?

En 2010, tras anunciar que Catar sería la sede de la Copa del Mundo en 2022, causó furor en los medios cuando comentó, entre risas, que era mejor que los aficionados homosexuales “se abstuvieran de tener relaciones sexuales”. Esa decisión también causó mucha controversia, con algunos medios convencidos de que hubo pagos ilícitos.



Esos y muchos más escándalos, como el de comparar a Cristiano Ronaldo con un militar y a llamar a Messi un buen chico antes de las elecciones de Balón de Oro, han convertido a Blatter en un enemigo público número uno y sin duda se convertirá en el chivo expiatorio para los fans si algo malo ocurre en Brasil.

Cristiano 'Quien se lo aguanta' Ronaldo (Portugal)

La lista no podría estar completa sin CR7. Claro, mucho más que odiarlo, lo envidian. Su novia es una bomba atómica, es el mejor jugador del mundo, se lo ha ganado casi todo, gana millones y para rematar, deja a todas las mujeres locas.


Pero no se ayuda con un ego del tamaño del Maracaná, con su incapacidad para jugar en equipo, con esos goles que no celebra, con su arrogancia igual de grande a su sueldo, su naturaleza quejumbrosa y sus incontables piscinazos. Pero o que terminó definiendo su puesto entre las joyitas fue la celebración de su gol en la final de la Champion’s League contra el Atlético Madrid.



Después de un partido decepcionante, cobró un penalti que ya no cambiaba nada y lo celebró como si fuera el gol más importante de su carrera, quitándose la camiseta para destapar su musculatura. Después se supo que era una toma, que ya habían planeado, para Ronaldo, the movie, un documental sobre el astro. Un patético concentrado de CR7. 




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.