Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/14/2014 12:00:00 AM

Brasil 2014: Belo Horizonte es Colombia

Los hinchas tricolores se tomaron Brasil. Están por todas partes, en los bares, las calles, frente a las pantallas. Una verdadera marea amarilla.

“Acá solo hay colombianos, muchos. Desde ayer no hago más que llevar colombianos, griegos todavía no me ha tocado ni uno”, dice Luiz un taxista que hace carreras entre el aeropuerto de Confins, al norte de Belo Horizonte, y el centro de la ciudad donde Colombia juega su primer partido contra Grecia.



Y por momentos pareciera que esa ciudad brasileña es colombiana. En el hall del aeropuerto, gente con poncho, banderas, saltan y gritan “ole, ole, ole ole, qe mi Colombia va a ganar”. La librería del Guarulhos, el aeródromo de Sao Paulo, se llenó de camisetas del América, de Nacional, de Santa Fe y Millonarios. Parecía por momentos el Terminal de Transportes de Bogotá.



En Belo Horizonte, los hoteles fueron tomados de asalto por los hinchas tricolores. “Casi todos los cuartos del establecimiento los tienen colombianos. Estamos completamente llenos hasta el domingo”, dice Fernanda, la simpática recepcionista del Ibis que tiene 241 cuartos. En los halls, los ascensores ya nadie trata de salir con un rebuscado “bom dia” local sino directamente un “buenas” propio del altiplano.

Aunque la Cancillería publicó que 12.000 colombianos viajaron al Mundial, pueden ser más. Están más presentes que mexicanos Trabajando, argentinos, chilenos. Muchos, como Ricardo Sánchez, se vinieron por tierra y se la rebuscan vendiendo pitos, camisetas cerca de los estadios. Otros como Daniel Pineda salieron hace meses de Colombia, por Leticia, en barco por el Amazonas y después mochileando por las carreteras de Brasil. Y el resto, llegó en avión, que terminaron transformados en chivas rumberas con gente coreando “Colombia, Colombia” en el aterrizaje.



Y otros vienen de España, Estados Unidos, Cuba, Suiza. “Cuando Colombia clasificó, armamos todo el paseo. Es un sueño hecho realidad”, dice Santiago, que vive en Florida hace 12 años.

La invasión llegó a tal puno que La Nación de Argentina publicó “Los colombianos coparon el Mundial Brasil 2014. Están por todos lados. En las playas de Copacabana, en los fan fest, en los aeropuertos y, desde estos últimos días, en cada rincón de Belo Horizonte”.



Y es que la policía colombiana lanzó una aplicación especial para sus compatriotas en Brasil mientras que la Cancillería abrió cuatro consulados móviles en Cuiabá, Río de Janeiro, Belo Horizonte y Río Branco.

En chiste algunos dicen que Belo Horizonte es el nuevo Melgar, que en vez de feijoada van a servir bandeja paisa y que el negocio del año sería vender aguardiente a la salida del estadio. Se vendieron unos 60.000 tiquetes para los partidos de Colombia, aunque hay gente que va sin boleta, a rebuscarse la entrada.

Claro, es una sequía de 16 largos e interminables años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.