Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/7/2003 12:00:00 AM

Los nuevos colonizadores

Cuando faltan pocos días para que comiencen los 'play off' de la NBA la temporada está dejando una conclusión sorprendente:los deportistas extranjeros están destinados a ser los protagonistas de la liga.

Hemos demostrado que podemos jugar aquí", fue lo primero que concluyó el español Paul Gasol luego de recibir el premio como mejor novato del año en la NBA. Ese reconocimiento tuvo un elemento adicional: fue el primer jugador extranjero que, sin formarse en las universidades de Estados Unidos, ha conseguido el galardón. Este año el chino Yao Ming está jugando una gran temporada y podría convertirse en el primer asiático en conseguir la misma hazaña. De igual manera, nombres como los del alemán Dirk Nowitzki, el francés Tony Parker, el turco Hedo Turkoglu, el brasileño Nene Hilario, el argentino Emanuel Ginobili, Milt Palacios (de Belice), el venezolano Oscar Torres y el serbio Peja Stojakovic, entre muchos otros, tienen cada vez más seguidores y sus puntos han servido para que la lucha para clasificar a los play offs, a pocos días de que se definan los cupos, sea cada vez más dura.

De dos extranjeros que jugaban la liga de baloncesto más importante del mundo en 1973 se ha pasado hoy a 65. La aparición en los años 80 de figuras como el croata Drazen Petrovic y del nigeriano Hakeem Olajuwon se presentaban como hechos aislados, como casos muy particulares de hombres que lograron acomodarse al alto nivel competitivo de la NBA. Sin embargo, desde finales de los 90 hasta hoy, la participación de extranjeros es más normal de lo que parece, representando el 16 por ciento de los deportistas que participan en la liga.

Algunos han justificado este fenómeno ante la ausencia de grandes figuras en la NBA. El regreso de Michael Jordan ha traído un jugador intermitente con más salidas en falso que con destellos del talento que lo consagró con los Bulls de Chicago. Allen Iverson, la gran figura de los Sixers de Filadelfia, protagonizó un escándalo el año pasado que lo tuvo en prisión. Shaquille O'Neal y Kobe Bryant, las grandes figuras de los Lakers, mantienen su carisma y su nivel, pero son pocos los que les pueden dar la talla y robarse el corazón de tantos aficionados. Tracy McGrady, Jason Kidd, Kevin Garnett, Chris Webber, Ray Allen, Paul Pierce y Tim Duncan han surgido como nuevos ídolos en medio de la intempestiva contratación de extranjeros.

Sin embargo la verdadera razón de esta tendencia parece tener un carácter económico. Según un reciente informe publicado en la revista Time, la idea es que cada vez haya más televidentes y aficionados a la NBA en otros países del mundo. Los 65 extranjeros que juegan en la liga representan a 34 países diferentes y se estima que 20 por ciento de todo el mercado que mueve la NBA se vende en el exterior. De los 900 millones de dólares anuales recaudados por televisión y 15 por ciento proviene de 148 socios en 212 países, según Time. Se están creando restaurantes y boutiques en todos los continentes para atraer seguidores y se cree que 40 por ciento de los visitantes a la página oficial de la NBA lo hacen por fuera de Estados Unidos. Cada equipo ha destinado a una persona que se ocupe de buscar talentos en otros continentes. La mayoría de las ligas europeas tienen temporadas muy cortas y los jugadores siempre aspiran a dar un paso adelante, y qué mejor que enrolarse en la más competitiva y vista del mundo.

Las razones de ver el baloncesto como un negocio que puede crecer mucho más es que, tal como ocurre con el fútbol -el deporte más popular del planeta-, cada vez está más al alcance de la gente. Es un deporte que no requiere muchos gastos, ni exige pertenecer a clubes sociales, ni una inversión en equipos deportivos como podrían ser el tenis o el golf. Según Time, en China el baloncesto se ha convertido en el deporte más practicado a nivel universitario. Los países que ahora tienen algún representante en la liga se han ido interesando por lo que allí pasa. Guardadas las proporciones, es lo que ha ocurrido en Colombia con la Fórmula 1 desde que Juan Pablo Montoya se convirtió en parte de la competencia.

El mercado nacional es cada vez menor y de allí el empeño de que la NBA expanda sus fronteras. Los extranjeros están colonizando las canchas norteamericanas pero también a muy alto nivel. Los Mavericks de Dallas le deben mucho al alemán Dirk Nowitzki, mientras que equipos de mucho más bajo perfil, como los Grizzlies de Memphis, han visto en el español Gasol a su nueva estrella. Lo mismo ha sucedido con el francés Tony Parker, quien milita en los San Antonio Spurs.

Cuando falta una semana para que se definan los equipos que disputarán los play offs los analistas ya se han adelantado en tildar a esta como la "temporada de los extranjeros". Seguramente en 2003-2004 serán aún más los foráneos que buscarán sobresalir en la NBA.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.