Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/4/2014 12:00:00 AM

Los 5 partidos inolvidables de la historia del fútbol colombiano

Este viernes la Selección disputará los noventa minutos más icónicos de su historia. ¿Qué otros partidos están en el álbum de recuerdos?

Colombia 4 – Unión Soviética 4 [3 de junio de 1962]

El de Chile 1962 era la primera participación colombiana en una Copa Mundial de Fútbol. Dirigidos por Adolfo Pedernera, el equipo “tricolor” estaba comandado por el arquero Efraín “El Caimán” Sánchez, Marcos Coll, Marino Klinger, Germán Aceros, entre otros. El grupo que le correspondió a Colombia en aquella oportunidad estaba conformado por Yugoslavia, la Unión Soviética y Uruguay. Frente a uruguayos y yugoslavos cayeron 2 a 1 y 5 a 0, respectivamente. A pesar de no acceder a la siguiente ronda del certamen, el otro partido ante los soviéticos, quedó marcado como uno de los momentos de mayor recordación del fútbol colombiano.

En la previa, la Unión Soviética era favorita. Contaba con Lev Yashin, el mejor arquero del mundo en ese entonces; además, sus jugadores eran todos profesionales y actuaban en los mejores clubes de Europa. Colombia llegó sin tanta prensa y como la “cenicienta” de la zona. El encuentro, que se disputó en Arica, una población del norte de Chile, empezó mal para los colombianos. Al término de la primera parte ya caían 3 a 1. A los 10 minutos de iniciada la segunda mitad, los soviéticos anotaron de nuevo y la esperanza “tricolor” se desvanecía. No obstante, la suerte y las ganas estaban del lado de los suramericanos. Corría el minuto 56 y un tiro de esquina favorable a Colombia no solo se traduciría en gol, sino también como una anotación que aún hoy no han podido igualar.

El barranquillero Marcos Coll se pidió cobrar, elevó el balón a mediana altura, picó antes de entrar y gol. Lev Yashin estaba furioso, aún el partido iba 4 a 2 a favor de su equipo, pero él sabía que iba a quedar en la historia como el primer arquero en recibir un gol olímpico en una Copa del Mundo. Hasta ahora, primero y último. Nadie, desde aquella oportunidad, ha logrado igualar a Coll como el autor de un tanto de esa categoría. Lo demás ya es historia y heroísmo, a los 72 y a los 76 minutos Antonio Rada y Marino Klinger, igualaron las acciones. ¡Histórico!, un pequeño pueblo en un rincón de Latinoamérica igualó a cuatro goles con la selección que se perfilaba a ser campeona del mundo. Sin duda ese encuentro no solo hizo parte del debut mundialista de Colombia, sino también en un momento excepcional de la historia de nuestro fútbol.


Colombia 1 – Alemania 1 [19 de junio de 1990]

Para muchos, la mejor Selección Colombia de todos los tiempos fue esa que participó en el Mundial de Italia 1990. Rincón, Valderrama, Valencia, entre otros, hicieron parte de esa generación de estrellas que fue considerada la mejor del mundo en su momento. Antes de lograr ese favoritismo, ese equipo colombiano tuvo que atravesar muchos momentos inolvidables y uno de ellos fue el empate a Alemania el 19 de junio de 1990, en el estadio San Siro de Milán. Ambas selecciones compartieron el grupo G, junto a Emiratos Árabes y Yugoslavia. Colombia había vencido a Emiratos y caído ante Yugoslavia, por lo tanto dependía de una victoria o un empate frente a los dirigidos por Beckenbauer para soñar con alcanzar los octavos de final, como mejor tercero. 

El encuentro estuvo en manos de los colombianos en más de una ocasión. Alemania parecía desdibujada, sin embargo, el ataque “tricolor” no aprovechaba las oportunidades. Como el que no los hace los ve hacer, Littbarsky sacó un remate fortísimo al palo derecho de Higuita, y lo venció. Gol alemán, faltando segundos para acabarse el encuentro, y las esperanzas de Maturana y sus muchachos al cesto de la basura. Bastó un minuto para cambiar la historia.

El “Bendito” Fajardo tomó un balón en la mitad de la cancha, la pasó a Valderrama y este, como si estuviera jugando en Pescadito y no en un Mundial, luchó la pelota hasta lograr pasársela a Rincón. El negro no solo corrió, saco un remate rastrero, que se fue entre las piernas Bodo Illgner. Gol de Colombia y tiempo cumplido. Pocas veces se vio tanto júbilo en el país. Era el segundo gran partido de una Selección Colombia en su historia, y esta vez al igual que en Chile, terminó en empate con sabor a victoria.


Argentina 0 – Colombia 5 [5 de septiembre de 1993]

Colombia viajó a Buenos Aires con la ilusión de llevarse un buen resultado y sellar su clasificación al Mundial de Estados Unidos 1994. No solo ganaron, marcaron la historia e inspiraron más de una portada. Maradona antes del partido dijo que las cosas debían seguir como hasta el momento: “Argentina arriba, Colombia abajo”. Se equivocó, la selección colombiana daría esa tarde en el Monumental de River, una lección de grandeza.

Los dirigidos por Maturana no la pasaron bien en la primera mitad, en más de una ocasión Argentina tuvo para abrir el marcador, sin embargo, la actuación de Óscar Córdoba fue impecable. A los 41 minutos, ante la mirada atónita de la hinchada albiceleste, Rincón puso el primero. Gol ya las duchas.
La segunda parte, a diferencia de la primera, fue un solo de Colombia. 

Goicoechea, arquero argentino, no sabía cómo reaccionar ante la ofensiva colombiana. Vino el segundo, anotado por Asprilla. Así mismo, marcaron de nuevo Rincón, una vez más Asprilla y finalmente Adolfo “El Tren” Valencia”. La manito se vio Buenos Aires, y en este caso, comandada por Valderrama y compañía. Pocos goles en nuestra historia han sido tan documentados como los de esa tarde y aún hoy, resulta conmovedor sentarse revisarlos, uno por uno.


Colombia 1 – México 0 [29 de julio de 2001]

El partido se dio en el marco de la final de la Copa América de 2001 que se jugó en Colombia. En esa selección jugaban Aristizábal (goleador del torneo), Freddy Grisales, Iván y Óscar Córdoba, entre otros. No era el equipo más vistoso, aunque ganó todos los partidos de la Copa.
El encuentro se llevó a cabo en el Estadio
 El Campín de Bogotá.

Bastó un gol solitario de Iván Ramiro Córdoba para que Colombia se alzara con su primera Copa América, es por ello, que el partido se considerado como de los más importantes de nuestra historia. Curisoamente, a pesar de que se tradujo en un título para el país no es tan recordado como los empates frente a la Unión Soviética y Alemania.


Colombia – Uruguay [28 de junio de 2014]

Si Colombia vence a Brasil este viernes, este partido podría convertirse en el segundo más importante de los últimos veinte años. El marco no pudo ser mejor. Se jugó en el mítico Estadio Maracaná de Rio de Janeiro y en un contexto importantísimo: los octavos de final de una Copa del Mundo. 

La tarde de ese 28 de junio no trajo solo los dos goles de Colombia, que tradujeron su paso a los cuartos de final de un Mundial (primera vez en su historia) y la eliminación de Uruguay, sino también la consagración de James Rodríguez, quien ya es el máximo goleador de la “tricolor” en Copas del Mundo. 

Con el pitazo final creció la esperanza del país. Gracias al juego de los dirigidos por José Pékerman se alcanzaron victorias importantísimas, pero también le han demostrado al planeta que con fútbol alegre también se logran resultados favorables y que la esencia de ese deporte es anotar goles, sobre todo disfrutar mientras se consiguen.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.