Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/16/1995 12:00:00 AM

LOS RETOS DEL 95

Después del fracaso en el mundial de Estados Unidos los colombianos sentaron cabeza y es poco lo que esperan de sus deportistas en el año que viene. Las pocas esperanzas están centradas en el automovilismo y el atletismo.

HACE EXACTAMENTE UN AÑO, cuando la mayoría de los diarios del país realizaron el balance de 1993, las páginas deportivas recordaron con grandes fotografías a color y textos elogiosos el inolvidable 5 de septiembre, día en que la Selección Colombia de mayores goleó a Argentina por cinco goles a cero en la célebre cancha de Núñez en Buenos Aires. Faustino Asprilla, Carlos Valderrama, Hernán Darío Gómez y Francisco Maturana fueron consagrados por la mayor parte de la prensa como los personajes del año. No hubo quien hablara mal de ellos.
Al mismo tiempo que se realizaban los balances de ese año por terminar, los especialistas de cada tema hicieron sus proyecciones para 1994. En materia deportiva muchos aseguraron que sería el mejor año para la historia del deporte en Colombia.
La selección de fútbol era desde entonces considerada como una de las favoritas para la Copa Mundo y, en ciclismo, el cuarto lugar de Alvaro Mejía en el Tour de Francia de 1993 parecía demostrar que estaría más fuerte que nunca. Pero hoy, 12 meses después, la historia es completamente distinta. La selección de Maturana hizo el 'oso' en el mundial y en ciclismo nadie ganó nada. Paradójicamente, en 1994, Colombia sólo obtuvo triunfos importantes en aquellos deportes en los que ningún especialista esperaba algo. Diego Guzmán ganó el campeonato de la fórmula Barber Saab, Ximena Restrepo conquistó cuatro medallas de oro en los juegos latinoamericanos de Mar del Plata, Argentina, y Juan Carlos Lucumí -en jabalina- y Gilmar Mayo -en salto alto- obtuvieron cada uno una presea de oro en los mismos juegos. Por su parte, María Isabel Urrutia ganó, en la modalidad envión, el campeonato mundial de pesas; Harold Grey alcanzó el título mundial de boxeo en peso supermosca y Albeiro 'El Palomo' Usuriaga se convirtió en en el futbolista más importante luego de haber sido menospreciado por Francisco Maturana. En otras palabras, 1994 fue un fracaso para los deportes tradicionales y un éxito para las disciplinas menos populares.
Con estos resultados son pocos los que se atreven a asegurar que en el próximo año Colombia tendrá logros importantes a nivel internacional. Los colombianos, además de ser cada día más realistas, no quieren vivir de nuevo el sentimiento de frustración que se sintió cuando la selección de Maturana quedó eliminada en la primera ronda del mundial de Estados Unidos. Hoy en día nadie sueña con algún triunfo espectacular.

QUE SE PUEDE ESPERAR
Quizás el deporte más importante para 1995 será el automovilismo. Este año, con el triunfo de Guzmán y la destacada actuación de Juan Pablo Montoya en la Barber Saab -tercero en la general-, en la Copa Tecate de prototipos en México y en la fórmula 3 mexicana se abrió el camino para que el automovilismo se convierta en una de las disciplinas deportivas con mayor proyección.
El próximo año, tanto Guzmán como Montoya, tendrán un gran reto. Por lo pronto, la vinculación de Guzmán al equipo de Indy Lights: Dick Simon Racing, asegura la participación de este piloto en la segunda categoría más importante del automovilismo estadounidense. Esperar que Guzmán se corone campeón de esta prueba sería demasiado, pues 1995 será su primer año, y acoplarse a esta categoría no es nada fácil. No obstante las cualidades del piloto ya las conocen en Estados Unidos y hasta el propio director de su equipo, Peter Jacobs, aseguró que Guzmán tiene lo suficiente para llegar a los primeros lugares de la Indy Lights."Mi equipo -dijo Jacobs- quería desde hace tiempo fichar a un piloto que sepa ganar, y creo que ya lo hemos logrado".
Por su parte, Juan Pablo Montoya tiene casi todo listo para correr en la Fórmula 3 inglesa con el equipo Fortec. De llegarse a concretar el patrocinio que falta, Montoya estaría siguiendo los pasos de Roberto José Guerrero, quien en 1980 ocupó el tercer lugar en la clasificación de esta categoría. Para nadie es desconocido que Montoya es el piloto de mayor futuro en Colombia, y de lograr ubicarse dentro de los tres primeros en esta categoría en 1996 estaría corriendo Fórmula 2, el último peldaño para llegar a su gran sueño: la Fórmula 1.
En Roberto José Guerrero, sin duda el mejor piloto colombiano de todos los tiempos, también hay esperanzas. Tiene casi todo listo para firmar con un equipo de Indy Car. De llegar a concretarse esta posibilidad Guerrero, quien aún posee el récord de pista en Indianápolis, tendría la oportunidad de vengarse de la mala suerte que lo ha acompañado a lo largo de su carrera deportiva. Otros pilotos que podrían destacarse en 1995 son Jaime Guerrero -hermano de Roberto José- y Andrés Felipe Gómez, quienes tienen la posibilidad de correr el próximo año en Barber Saab y seguir los pasos de Guzmán y Montoya.
En cuanto al fútbol, 1995 está planeado para que, con la participación de Colombia en la Copa América, Hernán Darío Gómez, director técnico de la selección mayores, recupere la confianza de los colombianos en su fútbol. Gómez tendrá el mayor reto de todos. Deberá cambiar la filosofía Maturana y acoplar al jugador criollo a las necesidades del fútbol moderno. A casi nadie le interesa un título, lo que se quiere es ver otro sistema, uno donde perder no sea ganar.
En atletismo, en cambio, las cosas son distintas. El próximo año está el campeonato mundial bajo techo en Barcelona, España, donde Ximena Restrepo, Norfalia Carabalí, Robinson Urrutia y Bilmar Mayo prometen realizar destacadas actuaciones. Es difícil pensar en una medalla de oro mundial, pero con que cualquiera de ellos logre una de bronce sería una excelente victoria. En donde sí se pueden esperar varias medallas doradas es en el campeonato suramericano de mayores en Manaos, Brasil, y en los Juegos Panamericanos de Mar del Plata, Argentina. El atletismo volvió a surgir en Colombia y la meta es conquistar por lo menos dos medallas en las olimpiadas de Atlanta 96.
De todas maneras el pronóstico del deporte para 1995 es reservado. Muchos creen que es mejor no esperar nada para que cualquier triunfo que se logre sea bien recibido y por fin se pongan los pies en la tierra. Colombia no es ni será a corto plazo una potencia deportiva, y lo único que se puede esperar son destacadas actuaciones y protagonismo en algunas disciplinas, pero los títulos y medallas seguramente serán bien escasos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.