Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/9/2015 7:12:00 AM

Sin Bedoya ¿Pékerman seguirá en la Selección?

La intempestiva renuncia del presidente de la Federación Colombiana de Fútbol pone en duda la continuidad del entrenador argentino. Ramón Jesurum es el nuevo presidente.

A menos de tres días de un partido vital para la Selección, el fútbol colombiano fue sacudido. Luis Bedoya, presidente de la Federación, presentó su dimisión al cargo. Aunque se desconocen las razones de la intempestiva decisión, la entidad anunció que Bedoya se va por razones personales.

Los rumores más fuertes apuntan a que la renuncia tendría que ver con el escándalo de la FIFA que destapó Estados Unidos en el pasado mes de mayo. Según las denuncias de la DEA, varios directivos de la Confederación Sudamericana de Fútbol recibieron sobornos de empresas dedicadas a la televisación y comercialización de los partidos en Suramérica.

A raíz de esa información, Bedoya ha insistido que no tiene nada que ver con el escándalo. Incluso, en repetidas ocasiones solicitó que sus cuentas fueran revisadas “para que no hubiera dudas sobre la procedencia de sus recursos”. Por ahora no se puede decir que el escándalo conocido como el FIFA-Gate cobró otro presidente. Falta esperar las explicaciones oficiales.

Pero la noticia no solo lo involucra a él. Fuentes de la Federación han dicho que de irse Bedoya, el tiempo de José Pékerman al frente de la Selección estaría contado, pues era el único que lo apoyaba.

Y es que según se ha dicho, hay un sector de la Federación Colombiana de Fútbol que no está de acuerdo con el desempeño del combinado tricolor en las eliminatorias.

"Si le va mal estos dos partidos a la Selección el nuevo técnico es Rueda", dice una fuente a Semana.com.

Sin embargo, todo por ahora está en el terreno de la especulación y las dudas sobre lo que está pasando al interior de la entidad solo las podrá despejar el propio Bedoya.

El hombre que transformó la Federación

Luis Bedoya llegó en el 2006 a la presidencia de la Federación Colombiana de Fútbol y transformó la entidad. Durante su gestión la Federación triplicó sus ingresos gracias a una juiciosa gestión en temas comerciales y de derechos de transmisión. La Selección Colombia pasó de tener un solo patrocinador (Bavaria) a tener siete, más cuatro proveedores oficiales.

Logró renovar un jugoso contrato con Caracol Televisión para que se quedará con los derechos de transmisión de los partidos. En estos nueve años de trabajos también entrega una moderna sede en la que funciona la entidad en pleno corazón de Bogotá. Incluso, se adelantan las gestiones para construir otra en Barranquilla.

En cuanto a la gestión deportiva, la carrera de Bedoya al frente de la Federación tuvo altibajos. Quedó eliminado de los mundiales de Alemania 2006 y Sudáfrica 2010. En ambas campañas quedó muy cerca del repechaje, pero la selección uruguaya le arrebató esta posibilidad. Hasta que en la eliminatoria para Brasil 2014 la historia cambió.

Después de la derrota ante Argentina en la tercera fecha, Bedoya decidió licenciar al entonces entrenador Leonel Álvarez y logró convencer a José Pékerman para que asumiera el cargo. Los resultados no pudieron ser mejores. Clasificó a un mundial después de 12 años de sequía, para luego triunfar en la cita orbital.

En la era Bedoya la Selección Colombia logró volver a los primeros planos del fútbol mundial. En el 2015 llegó a estar en la cuarta posición del ranking de la FIFA. El mundial de Brasil fue un hito histórico que cerró la parábola para el directivo pereirano que supo transformar la Federación en una poderosa empresa.

El ascenso de Ramón Jesurum

El actual presidente de la Dimayor, Ramón Jesurum fue oficilizado como el sustito de Bedoya. El barranquillero tomará la posta que deja Bedoya con la responsabilidad de mantener los buenos resultados a nivel deportivo y sobre todo a nivel comercial.

La Revista SEMANA había anticipado en febrero de este año que había un pulso entre las dos cabezas visibles del fútbol nacional. Para los seguidores del fútbol el distanciamiento comenzó desde la salida de Hernán Darío Gómez y la llegada de Pékerman a la dirección técnica de la Selección absoluta. Pero la brecha aumentó en noviembre cuando Jesurum dijo públicamente que Colombia estaba interesada en organizar el Mundial de 2030, lo que fue desmentido por Bedoya.

La denuncia americana

Vale recordar que, en el documento que publicó el Departamento de Estado señalan a miembros de la Conmebol de recibir, presuntamente, coimas por parte de la empresa Datisa, compuesta por Traffic, Full Play y Torneos y Competencias. En el escrito de acusación de la Fiscalía del Distrito Este de Nueva York (EE. UU.), que reseña toda la historia de corrupción en este deporte, hay un apartado que involucra a las cabezas de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), de la que hace parte la FCF, que representa su presidente, Luis Bedoya.

En el numeral 249 (página 105 del documento) se hace referencia a una empresa, Datisa, que representa los intereses de tres firmas para obtener los derechos comerciales de al menos cuatro ediciones de la Copa América, negociadas en el 2013 y efectivo a partir de la edición 2015 del torneo, que está a menos de 10 días de comenzar.

“Datisa accedió a pagar 100 millones de dólares en sobornos a oficiales de la Conmebol -todos de los cuales eran también oficiales de la FIFA- en intercambio del contrato 'Copa América 2013': 20 millones de dólares por la firma del contrato y 20 millones de dólares para cada una de las ediciones subsecuentes del torneo”, dice el apartado.

Se sabía que la Fiscalía estaba adelantando una investigación por estos hechos. Además, la Red de Veedurías Ciudadanas había interpuesto una demanda contra el ahora expresidente de la FCF. En su momento, el presidente Bedoya había asegurado que tanto sus cuentas como las de la Federación están a disposición de las autoridades. “Estamos para poner la cara y responderemos ante cualquier requerimiento”, había dicho Bedoya.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1834

PORTADA

El peligro inminente de los otros grupos violentos

La bomba del Andino deja claro que terminada la guerra con las Farc aún quedan otros grupos armados. ¿Cuáles son y qué peligro representan?