Viernes, 2 de diciembre de 2016

| 2016/03/25 21:34

Tras 636 días, Luis Suárez volvió a ‘morder’ las redes con Uruguay

El goleador charrúa reapareció con su selección luego de la más dura sanción que haya recibido un futbolista por agredir a un rival. No jugaba con la celeste desde Brasil 2014.  

Luis Suárez volvió a la selección de Uruguay, y lo hizo con gol ante Brasil Foto: EFE

El 24 de junio de 2014, en pleno Mundial de Brasil, fue hasta ahora el último partido en el que Luis Suárez vistió la franela celeste de la selección de Uruguay. Ese día los charrúas enfrentaban por la fase de grupos a Italia. El encuentro, todo un clásico entre campeones del mundo, fue tan disputado e intenso que la gente no se acuerda quien marcó el único gol del partido para los italianos, sino por una imagen que le dio la vuelta al mundo. Literal.

Suárez mordía por tercera vez a un jugador rival. Ya lo había hecho con el Liverpool y fue sancionado por la liga inglesa, pero esta vez, ante los ojos de todo el planeta, clavó sus colmillos en el hombro del defensor Chielini. El árbitro no se percató, pero los directivos de la FIFA no lo pasaron por alto. Horas después decretaban la mayor sanción que se le imponía a un jugador en toda la historia. No solo lo expulsaron del mundial (se perdió el juego contra Colombia en cuartos de final), le impidieron jugar al fútbol por tres meses, más ocho fechas de sanción con la selección uruguaya.

Por eso, Suarez no pudo participar de la Copa América 2015 que se disputó en Chile, tampoco en las primeras cuatro fechas de la eliminatoria al mundial Rusia 2018.

Pero este 25 de marzo, en Recife, Brasil, y tras 636 días, el astro del Barcelona volvió a disputar un partido oficial con su selección. Y lo hizo como mejor sabe, con gol.

Suárez, en el segundo tiempo, marcó el gol del valioso empate a dos tantos que Uruguay sacó en su enfrentamiento contra la selección de Brasil. El regreso no empezó de forma afortunada, pues a los 40 segundos del pitazo inicial, Douglas Costa ya había vencido al portero Muslera. Renato Augusto amplió la ventaja con un verdadero jugadón, un amague dejó tirado en el suelo al portero uruguayo y con el arco vacío definió.

Pero los uruguayos, lejos de caer derrotados, sacaron su clásica garra e igualaron el marcador. Primero con gol de Cavanni, y en la segunda parte con el mencionado tanto de Suárez. Sin embargo, el ariete del Barcelona perdió de forma increíble una gran oportunidad para que Uruguay se marchara con una victoria, cuando solo faltaban cuatro minutos para el final.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.