Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/5/2011 12:00:00 AM

Menezes mantiene a los mismos titulares en un entrenamiento sin sonrisas

El seleccionador de Brasil, Mano Menezes, mantuvo a los titulares en el primer entrenamiento después del empate con Venezuela en su debut en la Copa América, en una sesión en la que la gran ausente fue la sonrisa habitual de los jugadores.

El ánimo no estaba para bromas en la concentración de Brasil después de su decepcionante debut, que concluyó con un 0-0 inédito ante la "vinotinto" en esta competición.

Ni si quiera Neymar, que suele ser el más travieso, osó a provocar a sus compañeros con empujones, balonazos o gracias, como siempre hace en cada entrenamiento.

En el apartado táctico, Menezes dio continuidad a los hombres que jugaron desde el inicio contra Venezuela en un partidillo que se realizó en campo corto.

El seleccionador confirmó que no pretende introducir cambios en el once titular ante Paraguay, en declaraciones a la web de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

"La selección brasileña tiene ya definida una formación ofensiva. Sólo que esa formación ofensiva no funcionó contra Venezuela, principalmente en el segundo tiempo", afirmó.

Menezes precisó que no introducirá cambios en el sector ofensivo y solo aplicará "intervenciones puntuales" en el sistema de juego, que no afectará a la alineación.

En el entrenamiento el media punta Paulo Henrique Ganso jugó como pivote, como integrante de ambos equipos, puesto que el volante Sandro no pudo participar por haber recibido un golpe en la pantorrilla izquierda en la sesión matutina del martes.

Los médicos han descartado una lesión, pero decidieron que Sandro no forzase en el entrenamiento y realizase una sesión de fisioterapia para recuperarse.

En la práctica se destacó Fred, delantero centro del Fluminense, que anotó dos goles con la formación suplente, mientras que Robinho y Neymar estuvieron poco finos de cara al remate y, por lo general, alejados de la zona de peligro.

Menezes insistió en la rapidez de los pases y obligó a los jugadores a tocar la pelota como mucho dos veces seguidas en el partido, que estuvo precedido de otro ejercicio similar, con dos equipos, pero sin porterías.

Por el miércoles, los jugadores que fueron suplentes en el partido del pasado domingo entrenaron en el campo, mientras que los titulares realizaron ejercicios de musculación en el gimnasio.

La selección brasileña proseguirá su preparación para el segundo partido del Grupo B, que jugará el próximo sábado en Córdoba contra Paraguay, con una nueva sesión doble, con gimnasio y trabajo de campo.

Parte de la sesión se realizará a puertas cerradas para entrenar jugadas a balón parado. EFE

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.