Sábado, 1 de noviembre de 2014

| 2013/03/19 00:00

Michael Owen anuncia su retiro del fútbol

Con apenas 33 años el inglés afirmó que al terminar la temporada abandonará el deporte.

Owen, de 33 años, anotó 40 goles en 89 partidos con Inglaterra, para colocarse como uno de los mejores artilleros en la historia de la selección. Foto: AP
;
EFE

Desde 1967 los aficionados ingleses buscan en cada rincón de su territorio al jugador que los lleve de nuevo a ganar un Mundial de Fútbol. Cuando en el verano de 1997, el delantero Michael Owen, de 17 años, tuvo un debut fabuloso en primera división jugando para el Liverpool, pensaron que por fin lo habían encontrado.  Esa temporada fue premiado como el jugador joven del año en Inglaterra, y sus grandes condiciones técnicas anunciaban la aparición de un jugador “diferente” en el paisaje futbolístico. 

Al año siguiente de su debut, en 1998, comenzó la tragedia deportiva para Owen. Sufrió la primera de una cadena de lesiones que lo fueron alejando de las canchas y lo fueron acercando a los bares y a las apuestas. El “chico de oro” del fútbol británico comenzaba una lucha contra las lesiones y la  adicción al juego, una sombra que también ha perseguido a otros jugadores ingleses como el delantero del Chelsea Jimmy Floyd Hasselbaink y Wayne Rooney estrella del Manchester United.

En el mundial de Francia 1998, Owen deslumbró al mundo del fútbol. Fue nombrado por la FIFA como el mejor jugador juvenil del campeonato y en la memoria de los fanáticos queda como un recuerdo imborrable el gol que le marcó a Argentina jugando por los octavos de final; al final el partido se iría a penaltis y los australes se clasificarían a cuartos.

En 2001 recibió el balón de oro, máxima distinción individual que puede lograr un futbolista que actúa en el fútbol europeo, y hasta ese momento era el futbolista más joven en recibir el galardón; Owen tenía apenas 21 años. 

Después de casi 300 partidos jugados y 158 goles marcados con el Liverpool, en 2004 aterriza en el Real Madrid, que era en ese momento una constelación; allí, en la casa blanca,  siempre fue suplente de Ronaldo y Raúl, jugó poco pero cuando lo hizo marcó goles.  

Al año siguiente Owen volvió a Inglaterra, esta vez al Newcastle. En el equipo de las urracas jugó 79 partidos, marcó 30 goles y tuvo dos lesiones graves. En el primer partido del Mundial del 2006, se le rompió un ligamento de la rodilla derecha que lo sacó del campeonato. Una frustración más para Owen y para Inglaterra. 

En febrero de 2007 comenzó a entrenar de nuevo con el Newcastle, jugó dos temporadas más goles y lesiones. En 2009 firmó contrato con el poderoso Manchester United, y parecía una oportunidad dorada para Owen. Después de dos años en el United, 50 partidos y 17 goles, Owen, que no era titular en la delantera del equipo de Fergusson, se fue para el modesto Stoke City. Ahora, quién fue el chico maravilla del fútbol británico, anuncia que cuando termine esta temporada, deja el fútbol.

Después de 40 goles con su selección nacional, 228 con los clubes con los que jugó y escándalos por apuestas, este maravilloso delantero se cansó de las lesiones y del desencanto.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×