Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/3/2011 12:00:00 AM

Millonarios, el bipolar

Importante triunfo de Millos que derrotó 2 – 1 al Tolima. Pero más que por los tres puntos, porque su juego fue distinto. Pasó de la oscuridad del clásico con Santa Fe a las luces de un fútbol orquestado por Mayer Candelo.

¿Cuál es la verdadera cara de Millonarios? ¿Su verdadero estado de ánimo? ¿El errático y mediocre juego del clásico contra Santa Fe (a pesar de haber ganado y sacando el arco en cero? ¿O será el juego luminoso con que liquidó al Tolima y luego lo controló con orden y oficio?

Esas son las preguntas que deambulan, inquietas, en la mente de los hinchas azules. La mayoría, aferradas a la fe y la esperanza, podrán ser resueltas de forma sencilla. O mejor. Los más optimistas prefieren pensar que en la noche del sábado en El Campín, enfrentando a uno de los mejores equipos colombianos de la reciente década, Deportes Tolima, Millos mostró su verdadera cara.

Esa cara, la eufórica, tiene un sustento. Se llama Mayer Candelo. Camina con parsimonia, algunos pensarán que sin ambición. Pero lo hace con cabeza fría, y sobretodo, con un sentido de que el fútbol es más cabeza que corazón y velocidad.

Gracias a Candelo, Millonarios tiene esa capacidad de jugar bien al fútbol. Los pases del 10 embajador no sólo son precisos, sino que suelen ser letales. Es cierto. Candelo tiene 34 años. Sus pulmones ya no resisten 90 minutos. Pero los minutos en los que su genialidad aparece suelen ser suficientes. La clave es aprovechar esas apariciones del jugador distinto.

Contra Tolima, Mayer tuvo dos nuevos socios. Por derecha Lewis Ochoa. El lateral jugó su mejor partido en los nueve meses que lleva luciendo la divisa azul. Gracias a una de sus proyecciones, Millos se fue en ventaja en el marcador. Con técnica y empuje ganó la raya y tiró un balón, de esos que los cronistas llaman el pase de la muerte. Era el minuto ocho de la primera parte. El balón no encontró al goleador Toloza (se descachó), pero sí a Luis Mosquera, quien con impecable golpe de derecha venció al muy buen portero paraguayo Anthoni Silva. 1-0.

Precisamente, Mosquera fue el otro socio de Candelo. Quizás, su mejor complemento. Pues tiene velocidad y vértigo.

Esa terna de jugadores fue suficiente para que Millonarios tocara mucho la pelota. De un lado a otro. Sin apresurarse. Eso sí. Cuando el balón llega a Elkin Blanco o Jarold Martínez, hay que empezar el juego. Desentonan. Sólo son útiles para quitar la pelota, y en el caso de Blanco, para pegar patadas desordenadas, algo que mancha la idea futbolística de Páez. La excusa: Millos no tiene más jugadores como substituirlos. Y la diferencia a lo visto en el mediocre triunfo contra Santa Fe (2-0, el pasado miércoles 28 de septiembre) fue que el equipo de Richar Páez, esta vez no basó su fútbol en el golpe del martillo, y prefirió dar prioridad al trazo del pincel.

Pero hay otros jugadores muy inteligentes. Pedro Franco, un central joven, tímido. Que le cuesta mucho trabajo pegar una patada. Los suyo es el anticipo y ocupar el espacio en el momento indicado. Y esa inteligencia no sólo es en defensa. También en ataque. Se fue al área a buscar un tiro de esquina servido por el guante que Candelo tiene en su botín izquierdo. Le ganó a todos en un cabezazo que Silva contuvo a medias. Pero Franco tuvo la inteligencia suficiente para no dar por terminada la jugada. Y en otro anticipo, fue el primero en llegar al rebote y repetir el impacto de cabeza para mandar la pelota al lugar donde tenía que haber llegado: al fondo de la red. 2 – 0.

Minutos después, Franco quiere lucirse pero encuentra la pierna de un jugador del Tolima. Una falta al borde de la raya final. Casi sin ángulo, el pequeño Rafael Castillo impuso su talento. Mandó la pelota al ángulo más lejano de Nelson Ramos y con un auténtico golazo descontó la ventaja. 2-1.

En el segundo tiempo, Millonarios que había derrochado altas dosis de buen fútbol, apostó por otra cosa. Y por primera vez en el campeonato, a punta de oficio, de orden, de saberse parar, de tocar la pelota con paciencia, hizo ver que el Tolima era una fiera inofensiva.

Tolima se apoderó del balón, le daba buen uso, pues tiene una serie de jugadores que también apuestan por el buen juego. Millonarios no se desesperaba y sabía en que momento presionar. Tolima nunca inquietó en la segunda parte, pues sus ataques eran muy bien conjurados. El buso blanco de Ramos, esta vez salió igual de limpio.

El partido resultó muy agradable para la vista. El fútbol fue poco interrumpido por jugadas fuertes. Lo que predominó fue el buen trato de la pelota, en ambos equipos. La diferencia es que Millonarios finalizó mejor las jugadas ofensivas.

El triunfo sirvió para que Millos se ubicara en la sexta posición de la tabla con 14 puntos. Pero más aún para reafirmar que tiene con qué buscar las fases finales de la Liga. Más aún cuando el rival que está en frente es de mucha categoría, sin embargo pareció no superar el impacto de la sanción de su goleador Wilder Medina. Sin él, la fiera que ha sido el Tolima del técnico Hernán Torres, parece no mostrar sus colmillos.

Ficha
Millonarios 2 - Tolima 1

Estadio: El Campín
Asistencia: 10.000 personas aproximadamente
Taquilla: no suministrada
Árbitro: Adrián Vélez

Millonarios: Nelson Ramos; Lewis Ochoa, Flavio Córdoba , Pedro Franco, Járold Martínez; Rafael Robayo, Elkin Blanco, Luis Mosquera, Máyer Candelo; Édinson Toloza, Érik Moreno.
DT: Ríchard Páez
Goles: Mosquera (7 PT), Franco (36 PT)
Cambios: José Tancredi por Moreno (17 del ST), Ómar Vásquez por Candelo (32 ST), Alejandro Cichero por Mosquera (41 ST)
Amarillas: Franco (30 ST), Vásquez (39 ST).
Rojas: no hubo

Tolima: Antony Silva; Gerardo Vallejo, Dávinson Monsalve, Yaír Arrechea, Félix Noguera; Jhon Hurtado, Gustavo Bolívar, Christian Marrugo, Mike Campaz; Rafael Castillo, Diego Cabrera.
DT: Hernán Torres
Gol: Castillo (39 PT)
Cambios: Danny Santoya (6) por Hurtado (9 ST), Wílmer Parra por Cabrera (21 ST) y Danobis Banguero por Castillo (25 ST)
Amarillas: Rafael Castillo (9 ST), Arrechea (24 ST).
Rojas: no hubo
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.