Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/21/1997 12:00:00 AM

MILLONARIOS POR DEPORTE

Gracias al mercadeo y la publicidad la lista de los deportistas mejor pagados del mundo se está llenando de adolescentes.

Una de las cosas de las que vive más orgulloso Faustino Asprilla es de su sueldo. En varios de sus encontrones con los periodistas les ha dejado en claro, con su particular forma de decir las cosas, que él gana mucho más dinero que ellos y que la mayoría de los colombianos. Y aunque es un hecho que 'El Tino' es el atleta mejor pagado en la historia del país y que los 160.000 dólares mensuales que recibe el delantero del Newcastle son una cifra que le produce envidia a muchos, la realidad es que los ingresos del tulueño de 27 años palidecen frente a las cifras que están ganando algunas de las figuras más jóvenes del deporte mundial. En noviembre del año pasado, con tan sólo 15 años, la suiza Martina Hingis consiguió su primer millón de dólares, nueve años más joven que Martina Navratilova, la tenista que más dinero ha ganado en la historia de ese deporte. La semana pasada, con 17 años cumplidos, Hingis había logrado recolectar en su cuenta 5,7 millones de dólares, tres de los cuales fueron producto de dos contratos publicitarios. Aunque para muchos obtener semejante cifra a tan corta edad es la excepción y no la regla, la realidad es que actualmente en el tenis profesional los jóvenes millonarios no son la excepción. En la ATP cerca de 30 por ciento de los tenistas menores de 25 años han conseguido llegar al millón de dólares antes de cumplir los 23 años. Uno de los más jóvenes en llegar a esta suma es el español Carlos Moyá (ver gráfico). Pero el tenis no es la única disciplina que le ha venido aportando miembros a la élite de los deportistas más ricos del mundo. En el baloncesto de la NBA también hay varios. Kobe Bryant, que está en su primera temporada con los Angeles Lakers, rompió todos los esquemas y a los 18 años ya tiene 1,1 millones. Bryant alcanzó esta cifra mucho antes que Michael Jordan o Shaquille O'Neal gracias a que varios comentarios públicos de Jordan, en los que la estrella de los Bulls afirmaba que Kobe era el mejor jugador que había visto en toda su vida, le sirvieron para negociar con el equipo un sueldo de 600.000 dólares durante este año -un novato normalmente se gana 100.000- y dos contratos publicitarios por un valor de 500.000. Pero Kobe no es el único atleta que ha llegado al millón de dólares más rápido que las grandes leyendas. En el golf, Eldrick 'Tiger' Woods, con 20 años, logró en los siete meses que lleva como profesional no sólo ganar 800.000 dólares en torneos sino un contrato que le asegura 20 millones de dólares anuales durante los próximos cinco años, lo que lo convierte en el golfista más joven de la historia en alcanzar esas cifras. En el fútbol el caso más destacado es el de Ronaldo. El delantero del Barcelona, con 20 años, ganará en 1997 la bobadita de 35 millones de dólares, cinco de los cuales corresponden al sueldo. El año pasado, cuando tenía 19 años, este brasileño consiguió su primer millón de dólares, llegando a ser uno de los futbolistas más jóvenes de la historia en conseguir esa suma. Otros menos conocidos que alcanzaron recientemente su primer millón fueron el automovilista Jan Magnussen, de 23 años, y el boxeador mexicano Miguel Angel Gómez, que a los 23 años puede darse el lujo de tener una cuenta con 5,1 millones de dólares, el primero de los cuales lo consiguió a los 20. Y, como ellos, son muchos los atletas que se vuelven millonarios a edades muy inferiores a las de las grandes estrellas (ver cuadro). Esa prematura opulencia tiene una explicación de acuerdo con los expertos: la inversión en publicidad y mercadeo deportivo está alcanzando cifras increíbles. Tan sólo en Estados Unidos se invierten anualmente un billón de dólares en promocionar torneos y deportistas, lo que ha elevado considerablemente los premios de los eventos deportivos y los pagos a atletas por conceptos publicitarios. En Europa sucede algo similar con el fútbol. Considerando esto es previsible que en poco tiempo otros adolescentes ganen rápido el millón de dólares en deportes como el hockey sobre hielo, fútbol americano, atletismo o ciclismo, en los cuales aún las grandes leyendas siguen conservando ese honor. Porque la verdad es que los tiempos son otros. Como dice Víctor Cota, directivo del Consejo Mundial de Boxeo -CMB-,"hemos llegado a un punto en el que un millón de dólares no es nada. Para los buenos deportistas, que a su vez se han convertido en estrellas publicitarias, ya no es algo prohibitivo llegar a esa suma, mientras que los demás atletas seguirán ganando basura comparados con ellos".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?