Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/3/2012 12:00:00 AM

Mourinho: Cómo patear la lonchera y morir en el intento

Estos son los capítulos, uno a uno, que tienen decidida, dice el diario 'Marca', la salida de José Mourinho del Real Madrid, resultado de su pésima relación con el presidente Florentino Pérez.

Uno: luego de instalarse el 31 de mayo del 2010 en reemplazo de Manuel Pellegrini, el portugués pidió a Maicon, lo que no es descabellado. Sólo que el brasileño traía bajo la manga una sorpresa que no le gustó a Pérez: pedía cinco millones de dólares. No, dijo el jefe.

Dos: En Portugal querían a Mou al frente de la selección de su país, en un palomita de diez días. No, volvió a decir el jefe.
 
Tres: Al técnico le pareció poca cosa el premio Príncipe de Asturias y por eso prohibió su asistencia a los jugadores, en vista de que venia un partido importante. Casillas era el elegido. Florentino intercedió, o mejor, decidió. Casillas estuvo en la ceremonia.
 
Cuatro: Mourinho gana una; bueno, a medias. Higuain debe pasar por el quirófano para ser tratado de una hernia cervical, recuerda Marca. En el club piensan otra cosa, lo someten a terapia. Esta fracasa. El argentino termina en la sala de cirugía.
 
Cinco: Mourinho vuelve a ganar, pero deja heridas que no cicatrizarán. Con razón, a Mou le parece que algunos nombres que se dejan oír desde la directiva para sustituir a Higuain mientras se recupera son impresentables. Lo malo es que quien paga los platos rotos es el francés Benzema, porque lo deja en el banco de suplentes, en evidencia de que no tiene 9. Aparece Adebayor y las cosas se solucionan de cualquier manera.
 
Seis: A esa altura, José Mourinho es algo más que el técnico del equipo, y no porque lo hayan nombrado manager. No. Es porque se ha vuelto tan importante, que ya decide incluso en la otra nómina, la administrativa, incluido Valdano. Sus enemigos crecen y las cosas funcionan en el campo de juego porque es imposible que no sea así, sin que los propios jugadores de crucifiquen ante su público.
 
Siete: se vienen, uno tras otro, enfrentamientos. Con jugadores y con la hinchada. Tan visibles, que ya no hay remedio. Ahora la pregunta es cuándo será ese cuándo. Y, también, a dónde: Francia (PSG), Inglaterra (Manchester United) o Italia (¿Cuál de todos los grandes?).

Amanecerá y veremos, pero la lonchera se quebró de tanto dar en la puerta de la presidencia del club...
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.