Viernes, 20 de enero de 2017

| 2007/07/09 00:00

Mucho ojo con Brasil

Argentina deslumbra en la Copa América, es cierto, pero Brasil es Brasil.

Mucho ojo con Brasil

Argentina deslumbra en la Copa América, es cierto, pero Brasil es Brasil. Y más cuando no llega a los torneos como el superfavorito. A los hinchas que tiene Brasil a lo largo y ancho del planeta les encantan los Pelé, los Zico, los Sócrates, los Ronaldinhos, esos son los que pasan a la historia. Pero muchas veces olvidan a esos jugadores menos vistosos que, en definitiva, son los que han hecho que los denominados genios jueguen tranquilos allá arriba. En el mundial de México 1970 los héroes visibles fueron Pelé, Jairzinho, Rivelino y Tostao. Pero el cerebro del equipo era Gerson y su gran escudero fue Clodoaldo.

En 1994 los honores se los llevaron Bebeto y Romario, pero ese equipo se sustentaba en el trabajo silencioso del volante de marca Dunga, el hoy técnico de Brasil. En Corea y Japón se lucieron Rivaldo y Ronaldo, así como el recién aparecido Ronaldinho, pero aquel Brasil basaba su solidez en un mediocampo donde los que metían eran Gilberto Silva y un hasta entonces perfecto desconocido llamado Kléberson.

Este Brasil de la Copa América 2007 no gusta mucho, no deslumbra (salvo cuando la agarra Robinho), a ratos pierde el norte, como en el segundo tiempo ante Uruguay, pero de todas maneras tiene gente fuerte en el fondo que le da equilibrio y fuerza. Y si los de atrás le quitan el balón a Argentina, como lo hizo México en varios pasajes de la semifinal del pasado miércoles, Robinho puede hacerles la fiesta a los argentinos en cualquier momento.

Así que Argentina sale a la cancha el domingo como el gran favorito, pero no la tiene nada fácil.
 
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
 
 
¿Copa América o entrenamiento?
 
 
 
Tal vez toque remontarse a tiempos muy lejanos (el Mundial de 1930, Suiza 54, Suecia 58) para encontrar en la instancia definitiva de un torneo de primer nivel mundial resultados tan escandalosos como los de este fin de semana.

Uno no sabía si se jugaba la Copa América o estaban pasando por televisión los entrenamientos de Brasil, México y Argentina.

Lo cierto es que, dejando de lado a Brasil y Argentina, el panorama del fútbol suramericano es tan pobre que no hace falta hacer demasiados esfuerzos para que Colombia llegue a la eliminatoria al Mundial de 2010 con posibilidades reales de clasificar. No es que Colombia este mejor que nadie. Pero tampoco está muy alejada de equipos como Paraguay, Ecuador, Perú o Chile, ni siquiera de la misma Uruguay, los rivales directos para los cupos que dejarían libres Argentina y Brasil.

Sólo falta que Pinto se amarre los pantalones con las estrellitas de Europa, o mejor, que no los llame (ni falta hacen) y saque conclusiones de los errores que cometió Colombia en esta Copa América. No será fácil, es cierto, pero en las mismas andan los siete restantes rivales directos.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.