Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/07/01 11:21

Murió la abuela de Teo Gutiérrez

Luto en el barrio La Chinita de Barranquilla por el fallecimiento de Aura Castro, la mujer que educó a su familia con una mesa de fritos.

Murió la abuela de Teo Gutiérrez Foto: Cortesía El Heraldo

A la edad de 70 años murió en la madrugada de este viernes en al clínica San Martín de Barranquilla, Aura Castro, la célebre abuela del futbolista barranquillero Teófilo Gutiérrez, estrella de la selección Colombia, mejor futbolista de América en 2014 y goleador en la liga argentina de fútbol.

La ‘vieja Aura’, como la conocían en el popular barrio La Chinita de Barranquilla, era la hincha y defensora número uno de su nieto, que creció a su lado y fue testigo de su perseverancia y su tenacidad para sacar adelante a la familia.

Ella era la mujer que cada mañana ponía al frente de la puerta de su casa los fritos que alimentaron a varias generaciones del barrio, que más adelante también pasó a ser el sitio en donde tenían lugar interminables tertulias sobre el gran jugador barranquillero.

La Chinita es un barrio popular al suroriente de la capital de Atlántico, de calles polvorientas y, hasta hace poco, sin servicios públicos. Allí conviven pandillas, diversos problemas familiares, hay expendios  de drogas y los problemas propios de la pobreza.

En esa atmósfera, creció Teo, jugando fútbol en canchas polvorientas. Pero siempre tenía la recompensa de que, al llegar a su casa, su abuela Aura lo esperaba con una arepa de huevo.

Y el astro del fútbol vivía pendiente de su vieja. Hace pocos días publicó un mensaje en Twitter, diciendo que la extrañaba y oraba para que se mejorara. Era una etrañable reclación que los cronistas barranquilleros retrataron decenas de veces.

Los vecinos de La Chinita también rememoran cuentan el estrecho vínculo que existía entre ambos.  En las discusiones con los vecinos, también como la abuela defendía a su nieto cuando a él las cosas no le salían bien, en particular cuando estuvo en el fútbol turco y por su problemático paso por Boca Junior.

Era su promotora número uno. Ella decía que Teo no es problemático, que es un muchacho de buenas costumbres que cada año trae regalos a los niños pobres del barrio y él nunca ha olvidado su origen.

En el fútbol argentino, Teo también jugó en el Racing de Avellaneda y actualmente lo hace en River Plate.

Precisamente, la fachada de  la casa de la abuela de Teo está pintada con los colores del Racing, equipo por el que Aura -según dijo en alguna ocasión- tenía un enorme agradecimiento, por el trato que le dieron a su nieto. Incluso, el presidente del Club llegó hasta la La Chinita para conocerla.

Desde que Teo comenzó a descollar en el fútbol colombiano y luego en el exterior, su abuela ha sido una gran fuente de los medios locales, para conocer acerca de la infancia y la juventud del deportista.

Cada tarde de fútbol, Aura se sentaba en su mecedora a disfrutar y a sufrir con las incidencias y los resultados de cada partido, en los que su nieto suele ser protagonista ya sea en la Liga argentina o en los partidos de la selección.

Su casa está llena de fotos y objetos que le hacen recordar al astro del fútbol. Con cara de alegría mostraba las imágenes que ella misma había recortado de los periódicos. Su felicidad era aún mayor cuando se ponía al lado de un mural que está pintado en la pared de su patio, con la cara de su nieto. Hoy ya no está pero, seguramente, ella seguirá siendo fuente de inspiración para Teófilo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.