Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/15/2013 12:00:00 AM

Juan Carlos Osorio: el que es caballero repite

Osorio pasó de ser el técnico campeón más resistido a uno de los más respaldados por la afición de Atlético Nacional.

Juan Carlos Osorio en sus primeros partidos con Atlético Nacional fue resistido, las críticas llovían desde todos los frentes. Aficionados y periodistas no escatimaban en calificativos para atacar la gestión del risaraldense al frente del cuadro verdolaga.

Sin embargo, todo cambió con la obtención de la decimosegunda estrella el semestre pasado ante Independiente Santa Fe, y hoy, con la decimotercera debajo del brazo, Osorio es prueba de que la dedicación a estudiar el fútbol de una manera juiciosa da excelentes réditos.

Osorio, que desde que asumió al frente de Nacional nunca ha perdido su carácter reflexivo y calmado, algo que aprendió durante su estada en el Reino Unido, impuso un modelo de rotación de jugadores y un módulo táctico a la altura de uno de los grandes de Colombia.

Los resultados hablan por sí solos: de 24 partidos disputados en el segundo semestre, sin contar la final, los verdes de Antioquia se llevaron 16 victorias, cinco empates y tres derrotas, con 43 goles a favor y tan solo 16 en contra. 

El título de este domingo consolida a Osorio como uno de los técnicos con mayor proyección en el fútbol colombiano. Este técnico de 52 años, nacido el 8 de julio de 1961 en Santa Rosa de Cabal (Risaralda), hasta mediados del 2005 era un completo desconocido dentro del balompié nacional, sin embargo, esto se debía en gran parte a que su trayectoria como entrenador transcurrió en el exterior, más específicamente en el fútbol inglés.

Treinta y dos años de andar en el fútbol avalan la carrera de este risaraldense que en su trayectoria como jugador estuvo brevemente en el Deportivo Pereira y en el Risaralda FC, antes de irse a probar suerte en los Estados Unidos del 94 al 97 aprovechando el boom futbolístico que originó el Campeonato Mundial de 1994; allí se desempeñó en varios equipos de la naciente MLS como los Brooklyn Italians (1994-95), los New York Centaurs (1995-96), y el New York Fever. (1996-97).

Después de dejar el fútbol tenía claro que quería convertirse en técnico y para cumplir ese cometido se dedicó a instruirse y viajó a la cuna del fútbol moderno, durante cinco años fungió como asistente técnico y preparador físico en el Manchester City, donde llegó por recomendación del exfutbolista y ahora técnico Kevin Keegan.

Mientras se encontraba en las islas británicas obtuvo la Licencia Clase A, otorgada por la UEFA, del mismo modo se hizo con la licencia que da la Real Asociación Holandesa de Fútbol para Dirección Técnica y también obtuvo un posgrado en Ciencia del Fútbol de la Universidad de Liverpool.

Pero fue en el 2006 cuando llegó la propuesta que Osorio estaba esperando, uno de los equipos grandes de Colombia, Millonarios, tocaba a su puerta en búsqueda de retomar el camino perdido tras varios años de decepcionantes temporadas. 

La llegada de Osorio al banco azul le significó al equipo capitalino el quinto lugar, al lograr clasificar a la Copa Suramericana, para el segundo semestre del 2006 los embajadores se ubicaron en la cuarta posición del campeonato.

A pesar de sus buenos números con el equipo capitalino, sorpresivamente, en julio del 2007, anunció su marcha para dirigir al Chicago Fire estadounidense. Osorio lideró a su nuevo equipo a los playoffs de la MLS, sin embargo, no pudo alcanzar las instancias definitivas. Sus logros con el Fire llamaron la atención del todopoderoso New York Red Bulls, que negoció su contratación con Chicago. En el equipo neoyorquino su actuación fue más que discreta.

En el año 2010 volvió a Colombia, esta vez para ponerse al mando del Once Caldas, equipo con el que logró su primer título en el fútbol Colombiano en el segundo semestre del 2010.

Esto permitió que tuviera su primera experiencia en la Copa Libertadores del 2011, donde el equipo manizaleño cayó derrotado por el Santos de Brasil en cuartos de final.

Para el segundo semestre del año 2011, Juan Carlos Osorio llevó al Once Caldas a una nueva final de la liga colombiana, en esta oportunidad frente al Junior de Barranquilla, pero fue derrotado en la serie de penales, lo que significó el final del ciclo al frente de los blancos de Manizales. Después fue contratado por el Puebla de México y al poco tiempo fue despedido a causa de los malos resultados.

El 3 de mayo del 2012 se confirmó que el Atlético Nacional lo había designado su nuevo timonel. En su primer año quedó campeón de la Superliga al vencer al Junior. Y en noviembre del mismo año consiguió la primera Copa Colombia para Nacional, que encumbró al equipo como el ‘Rey de Copas’ de Colombia.

Este el 2013 el entrenador reeditó el título del rentado nacional, acalló a los pocos críticos que le quedaban y miró con deseo para el 2014 la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana, uno de los pocos galardones que se le escaparon a Osorio en este 2013 a punto de finalizar.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.