Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/14/2017 12:30:00 PM

Nairo, el cóndor que nunca se rinde

Cuando todos creían que su participación en el Tour era un fracaso, el corredor colombiano demostró toda su casta y regresó a los puestos de vanguardia de la ronda gala.

En la etapa 12 del Tour que presentó 6 puertos de montaña y cuando se subía el duro ascenso de Peyresourde, Romain Bardet invitó a Nairo Quintana a atacar pero el colombiano respondió con un pequeño pero significativo gesto:  la mano al cuello señalando una evidente debilidad frente al ritmo que llevaban sus rivales.

Al final de la jornada perdería dos minutos frente a los favoritos quedando a más de cuatro minutos del nuevo líder Fabio Aru. Muchas fueron las críticas que surgieron después de esta impotente actuación pues su equipo no lo pudo acompañar en el momento que flaqueó y se volvió a cuestionar la decisión de que el boyacense hiciera el doblete Giro-Tour.

Inclusive Don Luis, el padre de Nairo, se quejó de la estrategia del equipo Movistar y del director deportivo Eusebio Unzué llegando a decir: “los colombianos estamos protestando porque están quemando a Nairo Quintana”.

Vea aquí el más completo especial del Tour de Francia

La etapa del viernes también tenía a la montaña como protagonista  y con un corto recorrido de solo 101 kilómetros pero con 3 escaladas de primera categoría se presentaba como una de las más picantes de este Tour.

La jornada tuvo un ritmo frenético desde el inicio y la fuga no se concretaría sino hasta el segundo ascenso cuando Alberto Contador y Mikel Landa se desprendieron del grupo. Detrás de ellos salió Nairo Quintana impresionando a los otros corredores que creían que el tanque del boyacense ya estaba vacío.

Un movimiento que pocos anticipaban por el estilo conservador del Movistar cuando tiene a Nairo como líder y porque a su lado estuvo Carlos Betancur, siendo la primera ocasión en la que el boyacense contaba el apoyo de sus coequiperos en la alta montaña. Este trabajo que le correspondía a Alejandro Valverde pero no lo pudo cumplir por su retiro tempranero tras una lesión  de rodilla en la primera etapa.

Este ataque  de ‘Naironman’ asombró pues todos consideraban que las fuerzas estaban agotadas y ya estaba fuera de la baraja de candidatos al podio del Tour. Además era un movimiento riesgoso teniendo en cuenta que si no imponía un buen ritmo y lo alcanzaban podía pagar este esfuerzo perdiendo su lugar en el top 10.

Por esta razón el verdadero golpe de autoridad  fue establecer una cadencia muy fuerte  para alejarse del grupo Froome- Urán- Arú y  darle caza a los españoles Landa y  Contador cuando estaban a pocos metros de coronar el duro muro de Perguere, último puerto de montaña del día.

Le recomendamos: ¡Colombianos gigantes!: Nairo renace y Rigo amenaza el podio

El rey de los escarabajos se levantó en los pedales al mejor estilo de sus grandes gestas en la alta montaña y sacando fuerza a punta de ganas logró imponer un ritmo arrollador que le permitió llegar a la espalda de Contador, recordando la etapa 15 de la Vuelta a España, en la que el chaval de Pinto también hizo una ofensiva tempranera que dinamitó la carrera.

Tras atraparlos se formó un cuarteto que hizo el descenso hasta la línea de meta para definir la victoria en un esprint final en el que Nairo entró segundo por detrás de Warren Barguil, ciclista recordado por la afición colombiana por haber celebrado de forma anticipada un triunfo que le correspondía a Rigoberto Urán, en la jornada del sábado.

Con esta notable actuación, Nairo le recortó casi dos minutos al grupo de la camiseta amarilla y quedó octavo en la clasificación general a 2’07” del líder Fabio Aru volviéndose a meter en la pelea por la clasificación general de uno de los Tour más cerrados y con más candidatos de los últimos 20 años.

Esta diferencia es más que satisfactoria para el colombiano que en unas declaraciones tras la etapa del jueves había dicho que ya pensaba en el Tour de 2018: “otro año lo haremos mejor, preparando básicamente el Tour como otras veces y vendremos en mejores condiciones".

Este viernes  ratificó que no le gusta ser un ciclista del montón y que su anhelo es ser siempre protagonista. “Siempre que me quede un gramo de fuerza y me sienta bien trataré de darlo todo” dijo el colombiano luego de obtener el segundo puesto.

Además anticipó que espera tener otro día parecido al de hoy y que siga su recuperación.

Le puede interesar: La UCI anula la sanción de 20 segundos que le impuso a Rigo

Esta presentación alimenta la leyenda del colombiano que pese a no tener sus mejores piernas se las ha arreglado para mantenerse cerca de los puestos de vanguardia y ahora afrontará las ocho etapas que quedan con la confianza renovada sabiéndose capaz de al menos intentar pelear por un puesto en el podio.

Como lo dijo el propio Nairo:  “la calidad no se pierde de la noche a la mañana” y se puede anticipar que va a dar de que hablar en lo queda del tour, en el que los colombianos son protagonistas gracias a su actuación y la de Rigoberto Urán, que sigue cuarto en la clasificación general a 35 segundos del líder Fabio Aru.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?