Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/26/2017 12:30:00 PM

Nairo y los titanes que intentarán arrebatarle la camisa rosa

El colombiano Nairo Quintana recuperó el liderato del Giro de Italia en una jornada épica para Mikel Landa y para el ciclismo en general. En las últimas dos etapas se jugará el todo por el todo.

Como las “Almas muertas” de Nicolas Gogol, los ciclistas del Giro de Italia 100 respiran, pero no viven. Son fantasmas de sí mismos que tratan de encontrar la luz a lo largo de un túnel oscuro y frío. Ninguno tiene la fuerza suficiente para atacar, y sin embargo atacan, todos los días, como los penitentes que Dante describía en su famoso Inferno.

Qué Giro brutal ha sido este, tan brutal como los puños de Primo Carnera, campeón del mundo de los pesos pesados a comienzos del siglo XX, nacido cerca de Udine, por donde hoy pasó la caravana de maltratados ciclistas (quedan 164).

Han pasado ya más de 3.400 kilómetros de altas temperaturas, de vientos inclementes, de subidas interminables y descensos terroríficos. Y para colmo el ritmo, no ha habido jornada en que el pelotón no vaya a menos de 45 kilómetros por hora.

Hoy fue igual, desde el comienzo en San Cándido, rumbo al Monte Croce Comelico y su cima Sappada, los “perfumados” marcharon al ritmo trepidante de sus gregarios, a quienes sólo les importa dejar a sus jefes bien acomodados antes de que inicien las cuestas, para luego soslayarse en el fondo de la caravana.

Le recomendamos: Gigante Nairo: ¡Es el nuevo líder!

En el descenso de ese puerto de montaña, se dijo que Dumoulin había vuelto a escuchar el llamado de la naturaleza, y que una vez más, como en Stelvio, se bajó de su bicicleta para hacer sus necesidades. Pero esto no fue así. Dumoulin simplemente estaba mal ubicado cuando sus rivales lo atacaron. Igual, el pacto de caballeros se había terminado el día anterior en Ortisei, en medio del chismorreo, los insultos y las acusaciones.

“No quiero que Nibali y Quintana estén en el podio”, dijo el holandés, apurado por su Tánatos. “O revienta él o reviento yo”, respondió Nairo.

En la bajada le alcanzaron a arañar segundos. Por un breve momento, Nairo llegó a estar a 3 segundos de la general. Parecía que aquella jornada del Formigal, en la Vuelta a España 2016, se repetía en el Giro del Centenario. Un ataque a 100 kilómetros: una locura.

Pero aquello no fue más que un acto impulsivo de Nibali y su tren del Bahrain, impulso al que respondieron Quintana y Pinot por pura inercia, pues un par de kilómetros más adelante, en Tolmezzo, el líder del Sunweb llegó a la rueda de los soldados del Movistar.

El duelo ajedrecístico volvía a quedar en tablas, aunque todavía quedaban muchas jugadas antes del jaque mate.

El desgaste de 19 días de competencia les estaba pasando factura a todos, sin excepción. Dumoulin ponía cara de serio cada vez que el lote se estiraba, pero aunque Nairo lo notaba, no encontraba gasolina para echar a andar su motor. Al frente estaba Sella Chianzutan, destino a donde los favoritos miraban con preocupación y con el tanque vacío.

En medio de tantas dudas, la única certeza fue la fuga, y cómo no, los primeros en inscribirse fueron Landa, Rolland y Rui Costa. También se sumó el juvenil colombiano Sebastián Henao, y el vasco Pello Bilbao.

Mikel Landa, la última espada que queda del derrumbado imperio británico del Sky, domó esas montañas del Friulli y se apropió de ellas. Se colmó de puntos para afianzarse como el mejor escalador, y se sintió como en 2007, cuando en la Bizkaiko Itzulia derrotó a Pello Bilbao y se erigió como el posible sucesor de Pedro ‘Perico’ Delgado.

Le puede interesar: ¿Burla o provocación? Colombiano le sacó el papel higiénico a Dumoulin

Poco le importaron los dos segundos lugares en Canazei y Ortisei, pues algo le decía que hoy era el día, que hoy sí iba a ganar.

Mientras tanto, en el lote de la maglia rosa se seguían midiendo. Piancavallo, cima en la que ganó Pantani en 1988, les daba la bienvenida con silbidos de viento que terminaban enredándose en las altas ramas de los pinos.

Hacia allá puso su brújula el Bahrain, tirado por Franco Pelizzotti. A Nairo sólo le quedaba Anacona y a Dumoulin Geschke. Pinot iba con su fiel Reichenbach y Zakarin tenía a Losada. Nibali, en cambio, contaba con Plizzotti y con Gasparotto.

La suerte de todos quedaría jugada en esa cuesta final de dura jornada de 191 kilómetros. La pregunta era: ¿Quién atacará?

En los primeros kilómetros Nairo comenzó a moverse nerviosamente. Pelizzotti impuso un ritmo acelerado pero no tan fuerte. Dumoulin no pudo aguantarlo y se subió remolcado por Geschke.

A 12 kilómetros del final, el héroe holandés se quedó solo, al igual que Nairo, quien de todas formas confiaba en encontrar la rueda de José Joaquín Rojas más adelante. Dumoulin comenzaba a perder segundos, pero sus rivales, aunque veían que moría, no lo remataban. No tenían energías y lo único que podían hacer era mantener la cadencia, dejar que el “tulipán” se derrumbara solo.

Puede leer: Dumoulin está dispuesto a alianzas con tal de que Nairo no esté en el podio

Pero más allá del duelo Nairo – Nibali – Dumoulin, en el pelotón hay otros corredores interesados en pasar a la historia, y a los rebeldes Pinot y Zakarin les cuesta demasiado quedarse quietos.

El francés fue el primero en partir, abriendo hueco rápidamente. Luego lo emuló Zakarin, quien se escapó con Pozzovivo. Nairo parecía que se quedaba, pero de algún modo sacó fuerzas para volver a la rueda de Nibali. El colombiano raspó como nunca su tanque de combustible.

Atrás, Dumoulin perseguía a su ritmo, sin desesperarse. El que ayer se veía imbatible, impenetrable, hoy no pudo más, y pagó el esfuerzo de tener que defender la maglia rosa.

El zuyano Landa ganó la etapa, gracias a Henao y a su propio convencimiento. Su apellido honrará, de no pasar alguna calamidad, el escalafón de escaladores. Rui Costa fue segundo y Rolland tercero. El valiente Henao acabó quinto y los favoritos llegaron en pequeños grupos: primero Pinot a 8:09; luego Zakarin y Pozzovivo a 8:15. Más tarde Quintana con Jungels y Yates, a 8:21; y dos segundos por detrás: Nibali, Mollema y la sombra Hirt, ese checo del que nadie sabe, por ahora.

Dumoulin perdió un minuto y 7 segundos con Nairo. Llegó en la casilla 22, exprimido totalmente, y sin ganas de hablar con la prensa. Sus declaraciones de ayer se le devolvieron como un boomerang, y mañana, en el último asalto montañoso, tendrá que demostrar que está para campeón, o su país, Holanda, volverá a quedarse a las puertas de la gloria en la ‘Carrera del Amor Infinito”.

Etapa 19
1. Mikel Landa (ESP-Sky) 4:53:00.
2. Rui Costa (POR-UAE) a 1:49.
3. Pierre Rolland (FRA-Cannondale) a 1:54.
4. Pello Bilbao (ESP-Astana) a 2:12.
5. Sebastián Henao (COL-Sky) a 3:06.
11. Thibaut Pinot (FRA-FDJ) a 8:09.
12. Domenico Pozzovivo (ITA-Ag2r) a 8:15.
13. Ilnur Zakarin (RUS-Katusha) a 8:15.
14. Bob Jungels (LUX-QSF) a 8:21.
15. Adam Yates (GBR-Orica) a 8:21.
16. Nairo Quintana (COL-Movistar) a 8:21.
17. Bauke Mollema (HOL-Trek) a 8:23.
18. Vicenzo Nibali (ITA-Bahrain) a 8:23.
19. Jan Hirt (RCH-CCC) a 8:23.
22. Tom Dumoulin (HOL-Sunweb) a 9:30.
24. Davide Formolo (ITA-Cannondale) a 9:30.
30. Steven Kruijswijk (HOL-Lotto Jumbo) a 10:41.
48. Winner Anacona (COL-Movistar) a 19:26.
142. Fernando Gaviria (COL-QSF) a 28:11.

General individual
1. Nairo Quintana (COL-Movistar) 85:02:40.
2. Tom Dumoulin (HOL-Sunweb) a 38 segundos.
3. Vincenzo Nibali (ITA-Bahrain) a 43.
4. Thibaut Pinot (FRA-FDJ) a 53.
5. Ilnur Zakarin (RUS-Katusha) a 1:21.
6. Domenico Pozzovivo (ITA-Ag2r) a 1:30.
7. Bauke Mollema (HOL-Trek) a 2:48.
8. Adam Yates (GBR-Orica) a 6:35.
9. Bob Jungels (LUX-QSF) a 7:03.
10. Steven Kruijswijk (HOL-Lotto Jumbo) a 7:37.
11. Davide Formolo (ITA-Cannondale) a 8:37.
12. Jan Polanc (ESL-UAE) a 14:13.
13. Maxime Monfort (BEL-Lotto Soudal) a 14:32.
14. Jan Hirt (RCH-CCC) a 17:38.
15. Dario Cataldo (ITA-Astana) a 19:15.
16. Sebastien Reichenbach (SUI-FDJ) a 26:04.
17. Mikel Landa (ESP-Sky) a 31:44.
18. Patrick Konrad (AUT-Bora) a 32:39.
19. Hubert Dupont (FRA-Ag2r) a 33:22.
20. Andrey Amador (CRC-Movistar) a 33:37.
26. Winner Anacona (COL-Movistar) a 57:39.
38. Sebastián Henao (COL-Sky) a 1:34:20.
130. Fernando Gaviria (COL-QSF) a 3:52:35.

Líder de la montaña
Mikel Landa (ESP-Sky) 224 puntos

Líder de los puntos
Fernando Gaviria (COL-QSF) 325 puntos

Líder de la combatividad
Mikel Landa (ESP-Sky) 60 puntos
Fernando Gaviria 57

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.