Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/16/2017 6:20:00 PM

Con la selección Colombia Nairo iría de gregario de ser necesario

El ciclista acabó con las especulaciones de su salida del Movistar. Además aceptó el llamado de la Federación Colombiana de Ciclismo para representar al país en el Mundial de Noruega.

Nairo Quintana acabó con todas las especulaciones de su salida del equipo Movistar y con un trino aseguró que va a mantenerse en la escuadra española y que su objetivo en 2018 es ir por el título del Tour de Francia.

Muchos fueron los rumores que pusieron al colombiano fuera de la escuadra española pero esta publicación corta de tajo cualquier suspicacia sobre el tema. La relación entre corredor y equipo se vio fracturada después de la pasada ronda gala.

Le puede interesar: En video: Las colombianadas que hacen de Rigo un hombre auténtico

El medio francés L’Equipe indicó que el Astana estaba interesado en incorporar a Nairo como su líder aprovechando la tensión generada después de que el colombiano y su equipo se la jugaron por correr Giro y Tour, siendo 2 en Italia y 12 en Francia.

Inclusive, don Luis, el papá de Nairo, criticó al Movistar y a su director Eusebio Unzué por haber tomado la disposición de que su hijo corriera las dos carreras. El señor Quintana en su momento dijo “nos están quemando a Nairo”.

Otro razón para las suspicacias fue la llegada de Mikel Landa al equipo español. El corredor alavés es la gran contratación del año después de haber ocupado el cuarto puesto del Tour y la Montaña en el Giro por lo que muchos temían que podría ocupar el lugar de capo de escuadra que le pertenece al boyacense.

Puede leer: “Nairo que se ponga a pedalear”: Mariana Pajón

Pero Nairo ha decidido seguir en el Movistar donde ha sido tratado de forma inmejorable y donde sigue confiado de tener las herramientas para cumplir su sueño amarillo.

A diferencia del año pasado, Quintana ha planteado su objetivo de la próxima temporada con gran anticipación y su mente solo estará enfocada en llegar a Paris con la camiseta amarilla del Tour de Francia, la única carrera grande que le falta ganar.

La selección Colombia

Otro anuncio hecho por el boyacense es que aceptó la invitación de la Federación Colombiana de Ciclismo para integrar la Selección Colombia de Ruta en los campeonatos mundiales 2017 que se disputarán en Bergen, Noruega en finales de septiembre.

Este no es un hecho menor, teniendo en cuenta que Nairo ha dejado a un lado su desacuerdo con la Federación Colombiana de Ciclismo pensando en poder contribuir para que el país se quede con el título mundial en territorio noruego.

Nairo criticó fuertemente a la Federación Colombiana antes de trasladarse a Italia para competir en el Giro y cuestionó la labor de los directivos por el poco apoyo que reciben los ciclistas en el país.

“Una dirigencia que por años no ha presentado balances económicos, una dirigencia que no manda a todos sus deportistas cuando tiene todos los cupos en mundiales, una dirigencia que no acompaña a las ligas al desarrollo de las carreras ni les brinda un apoyo”, fueron los señalamientos del boyacense a quienes manejan este deporte en el país.

Sin importar estos desacuerdos, Nairo ha decidido apartarse de la polémica y sumar al equipo nacional que puede tener un chance de imponerse en Noruega con corredores como Rigoberto Urán o Fernando Gaviria.

El recorrido de la prueba no es el más favorable para Nairo pues no hay alta montaña y tendría que cumplir un papel de gregario, lo que enaltece su intención de participar pues no irá como protagonista sino como actor secundario.  

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.