Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/9/2017 3:16:00 PM

Los Warriors de Golden State pueden escribir historia en la NBA

Ningún equipo ha ganado un título en la NBA con récord de 16-0 en los playoffs. Esta noche, Los Warriors pueden lograrlo, pero LeBron James y sus Cavaliers buscarán evitarlo a toda costa.

Las últimas tres temporadas, el debate en la NBA ha girado en torno a dos equipos y dos jugadores. Los Warriors de Golden State y los Cavaliers de Cleveland, las escuadras que disputan su tercera final consecutiva y que se han repartido las últimas dos. En ese lapso ambos equipos tuvieron líderes definidos: los californianos juegan sin ego, como equipo, pero a la cabeza siempre estuvo Stephen Curry el bajito y mágico driblador y mortífero lanzador que ha destrozado récords de lanzamientos de triples. Por su lado, los Cavaliers cuentan con LeBron James, el jugador más destacado de su generación, el alero de poder más temido de la historia y el hombre que juega por séptimo año consecutivo las finales.

En 2015 Los Warriors se llevaron el título frente a unos Cavaliers dolientes y mermados y, en 2016, la historia se revirtió. Los Cavaliers ganaron el título para la ciudad de Cleveland, en 2016, después de casi seis décadas de sequía de triunfo en la ciudad. LeBron James cumplió así su promesa de regresar a casa (nació en Akron, cerca de Cleveland) y llevar a su qeuipo a lo más alto. La odisea fue aún más interesante considerando que los Warriors los habían vencido el año anterior y venían de romper el récord de más victorias en la temporada regular (con 73), superando a los Bulls de Michael Jordan, que ganaron 72 juegos en 1996.

El cambio de mando de los Warriors

En esta, la tercera final consecutiva entre estas escuadras, hay un ingrediente nuevo que ha desbalanceado el tablero. Su nombre es Kevin Durant . ‘Durantula’, como le llaman sus seguidores, llegó esta temporada proveniente de los Oklahoma City Thunder (franquicia que un dueño mudó, y era los Sonics de Seattle).

 Como Curry y James, Durant está en la conversación sobre los mejores jugadores de la historia de la liga, y su llegada a un equipo que perdió las finales pero ganó 73 partidos fue criticada por muchos, que lo tildaron de mercenario y facilista. Él ha respondido afirmando que tomaría la misma decisión una y otra vez. Y si algo queda claro en estas finales, que hoy viernes tienen su cuarto partido, es que viene jugando con ganas de demostrar su peso y de callar bocas. Hasta el momento, a nadie le queda duda de que será el Jugador Más Valioso (JMV, o MVP en inglés) de las finales, que van 3 a 0 en favor de los californianos.

 

En esas tres victorias consecutivas, Durant ha tomado el mando mientras que Curry no ha opuesto resistencia alguna y aprovecha y goza la calidad de baloncesto que con semejante arsenal está demostrando su equipo.

Así, los Warriors están a un juego de llevarse el el título en la cancha rival y, además, de completar una hazaña inédita: triunfar y ser perfectos con un récord de 16-0 en playoffs. Nadie, ni Jordan con Pippen, Ni Kobe con Shaq, ni Magic Johnson con Kareem Abdul-Jabbar, Ni Larry Bird con McHale y Parish, Ni Moses Malone con Julius Erving y ‘Mo‘Cheeks, Ni Bill Russell con John Havlicek, ni (inserte aquí su dinastía ganadora favorita) barrieron unos playoffs enteros. De lograrlo, entran de inmediato y sin dudas en la conversación del Mejor equipo de la historia de la NBA.

Enfrente está LeBron James, con el orgullo suficiente para saber que hará lo posible por evitar que el rival celebre en su casa un título y una hazaña histórica. James  ha tenido que triplicar sus esfuerzos en esta serie contra Warriors pues, si bien cuenta con grandes jugadores de apoyo como Kyrie Irving y Kevin Love, no le ha sido posible descansar para jugar con fuerza los cuatro cuartos de cada partido.

LeBron sabe de baloncesto y de finales. Golpeado tras la derrota en el juego 3, dijo “tienen demasiado ataque. Nunca me he enfrentado a algo así”. ¿Le quedará un cartucho para evitar lo que parece inevitable? ¿Podrá uno de los mejores jugadores de la historia arruinar la consagración de, posiblemente, el mejor equipo de la historia?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.