Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/10/2007 12:00:00 AM

No más empates

Clasificar a Suráfrica 2010 no es posible sólo con resultados meritorios pero insuficientes. Por eso ante Venezuela y Argentina la tarea será marcar goles y ganar.

Se nota la sequía goleadora en la selección. En 180 minutos no ha podido marcar goles, dudoso honor que comparte en estas eliminatorias con Bolivia, Perú y Ecuador. Jorge Luis Pinto lo sabe y, para intentar remediarlo, para los partidos del 17 y el 20 de noviembre en el estadio El Campín, convocó a dos nuevos delanteros, ambos de apellido Moreno: Mahler Tressor y Dayro. De resto, pocas novedades y sorpresas para los cruciales encuentros ante Venezuela y Argentina.

Antes de hablar de los que están, mejor comenzar por los que no figuran. Que Millonarios esté haciendo maravillas en la Copa Nissan Suramericana no alcanza para tener convocados. Ni el joven y combativo Rafael Robayo, ni los veteranos Gerardo Bedoya y Ricardo Ciciliano clasificaron esta vez.

Tampoco está Juan Pablo Ángel, al que Pinto pensaba darle una oportunidad. El santandereano se encontraba en el estadio Foxboro, de Boston, el día en que el delantero sufrió una conmoción cerebral antes de un juego de la liga de Estados Unidos. Así, los 19 goles que hizo el antioqueño esta temporada no estarán donde más se necesitan, en la cancha, sino internados en un hospital. Otro que esperó en vano al lado del teléfono fue Giovanni Hernández, conductor del campeón chileno Colo Colo y quien está a punto de coronar un buen 2007.

"El que es caballero repite", es un dicho que no se le puede aplicar a Yulián Anchico, Camilo Zúñiga, Cristian Zapata, Carmelo Valencia y Edixon Perea, presentes en los dos primeros partidos de eliminatorias y borrados de la lista para los que vienen. Sus lugares los ocupan Amaranto Perea, Rubén Darío Bustos y Macnelly Torres, además de los ya citados Tressor Moreno, figura con San Luis en México, y Dayro Moreno, goleador del torneo doméstico con el Once Caldas.

Así, 17 jugadores repiten convocatoria y, según palabras del propio técnico, contra Venezuela y Argentina se verá una Colombia casi idéntica, en titulares y esquema, a la que empató 0-0 dos veces. Lo único que debe cambiar es la puntería en el arco rival.

Matemática pura

El juego de la selección no despierta pasiones, pero tampoco produce insomnio. Superado el miedo por el mal papel en la última Copa América, las dos primeras fechas rumbo al Mundial dejaron claro que Colombia no es más ni menos que nadie, Brasil y Argentina al margen, por supuesto. Aquivaldo Mosquera lidera una defensa que no ha concedido goles en dos partidos y Agustín Julio hace bien las veces de sustituto de Miguel Calero. El hombre del Pachuca se recupera de la trombosis venosa y ya fue inscrito por su equipo para el mundial de clubes en diciembre. Su regreso parece estar cerca.

Hace cuatro años se llegó al juego contra Venezuela y Argentina sin puntos, por lo que tener dos unidades esta vez es sin duda una ganancia. La consigna es conseguir seis puntos de seis, aunque sumar cuatro no disgustaría a nadie. Lograr una cifra inferior sería un mal negocio, especialmente porque ambos partidos se juegan de local, Venezuela es un rival directo y Argentina es el equipo al que siempre se le quiere ganar.

Colombia logró salir invicto del poco apetecido debut (Brasil primero y primer visitante a la altura de La Paz luego), así que esta segunda tanda marca el camino hacia el futuro. En las eliminatorias a 2006 se obtuvo un punto de 12 posibles, rendimiento que terminó costando una clasificación.

Se da por hecho que Brasil y Argentina van a clasificar a Suráfrica así jueguen mal. Así que la lucha por los dos cupos directos restantes y el derecho a jugar un repechaje queda reservada para cinco equipos, contando con que Bolivia y Perú seguirán siendo equipos de relleno y que Ecuador no volverá al nivel que le permitió jugar dos mundiales consecutivos.

Con ese panorama, lo único que necesita Colombia es mantener la solidez defensiva y esperar a que el gol llegue; de nada sirve que Dayro Moreno, Rodallega, Rentería y Falcao García anoten con sus clubes si no hacen lo mismo con la camiseta amarilla. ¿Quién en este país está en capacidad de aguantar otros 180 minutos sin celebrar un gol?

Y como en la eliminatoria también importan los resultados de los otros partidos, a Colombia le conviene que Argentina y Brasil les ganen a todos (salvo a Colombia, por supuesto) y que se dé el mayor número de empates posibles en los juegos que involucran a Paraguay, Uruguay, Chile, Venezuela, Ecuador, Perú y Bolivia, o triunfos de los que comenzaron con pie izquierdo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?