Lunes, 16 de enero de 2017

| 2007/12/15 00:00

‘O mais grande’

El brasileño Kaká ganó el Balón de Oro que cada año otorga la revista ‘France Football’ al mejor futbolista del mundo.

Kaká es el jugador con mejor sueldo en el mundo

En septiembre de 2000, al tirarse de un tobogán, Kaká se torció el cuello, se partió la sexta vértebra cervical y casi queda paralítico. Siete años más tarde, con 25 años de edad, está en la cima del mundo. Su actuación en la pasada Liga de Campeones le valió el Balón de Oro 2007 con 444 votos, la votación más alta de todos los tiempos.

Un año después de aquel accidente, Ricardo Izecson Santos Leite debutó en la cancha del Morumbí con el Sao Paulo. En 2003, luego de 49 partidos y 22 goles, el joven, hijo de un ingeniero civil y una profesora, aterrizó en el aeropuerto milanés de Malpensa para firmar con el club de San Siro por 8,5 millones de euros en 2003.

A diferencia de la mayoría de los futbolistas brasileños, Kaká no sabe lo que es vivir en una favela, no le gusta el carnaval y confiesa que en más de cuatro años de vivir en Milán no ha ido a una discoteca. Su milagrosa recuperación lo llevó a convertirse en miembro de Atletas de Cristo. Tanto que, cuando se retire, no quiere ser entrenador sino pastor de su Iglesia. Y a sus 25 años, con fama, dinero y una pinta que derrite a todas, es hombre de una sola mujer: Caroline Celico.

La docilidad de Kaká acaba donde empieza la cancha de fútbol. Con un tranco largo, un certero remate con ambas piernas y una visión de juego conveniente para el equipo, se traga a los rivales sin piedad alguna. 

Kaká es el jugador con mejor sueldo del mundo (nueve millones de euros por temporada), por encima del inglés John Terry y su compatriota Ronaldinho. Puede que aún no esté a la altura de Zidane o Ronaldo, pero no cabe duda de que es lo mejor que ofrece el fútbol de hoy. Este Balón de Oro, seguro, no será el último galardón en su carrera.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.