Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/1/1986 12:00:00 AM

OCHO SON SUFICIENTES

Más que goles, en el octagonal de fútbol se verá mucha plata.

Esta vez pasó lo mismo. Los últimos minutos del torneo Finalización del futbol colombiano como todos los años, llegaron cargados de tensión y condimentados con denuncias, porque se jugaba uno de los ocho cupos al octagonal lo cual en términos reales, tiene un significado más económico que deportivo.
Por eso fue la tensión del domingo 26 de octubre. En ella -también como casi todos los años- se vio mezclado el Independiente Santa Fe equipo acostumbrado a llegar gateando a las finales. Pero en esta oportunidad no pasó. No valieron los ruegos ni las caravanas de hinchas hacia Ibagué donde, frente al colero Tolima perdió el partido y se ganó unas vacaciones anticipadas pero obligatorias. Mientras tanto, su compañero de angustias, el Caldas de Manizales, conquistó el derecho a la supervivencia lo que, de paso, le significó una denuncia: que le pagó, dijeron, seis millones de pesos al Tolima por el favor recibido.
Y esa cifra es perfectamente posible a la luz de lo que comenzó a jugarse el pasado dos de noviembre en el fútbol colombiano. El octagonal es una feria del billete donde cada uno de los ocho equipos que intervienen puede hacerse, en promedio, 100 millones de pesos en taquillas y, por ahí derecho, aspirar a uno de los dos cupos de la Copa Libertadores de América que el año próximo le reportará una cantidad de millones igual.
En esta ocasión, a pesar de las lluvias, de los fríos y de las decepciones deportivas, se prevé un octagonal de estadios llenos en las catorce fechas que terminarán el 21 de diciembre con la coronación del nuevo campeón. Sobre la concurrencia no parece haber dudas porque la afición al fútbol en el país da para que en esta liguilla queden en las tesorerías de los participantes cerca de mil millones de pesos.

Y DE LOS GOLES, QUE
El dinero, pues, ha vuelto a ser el rey y el principal alentador del torneo final, en el que ya no participan seis equipos eliminados de la contienda. Pero para alcanzar ese objetivo de billetes, la parte deportiva debe ser animada y en eso están los ocho equipos desde el pasado domingo cuando se iniciaron las acciones.
Pero antes de eso -antes de que los cuatro balones echaran a rodar en los estadios-, los dirigentes de los equipos le pusieron color al sorteo que definió el calendario. ¿Qué color? El que ustedes quieran ponerle a este episodio que los retrata: el día del sorteo (lunes 27 de octubre) coincidió con la jornada de tregua propuesta por el Papa Juan Pablo II. La coincidencia hizo inspirar a uno de los dirigentes, según conoció SEMANA y pidió que todos los sancionados quedaran perdonados. Y así se hizo. Todos los pecados (un dirigente sancionado por un año por grosero; un preparador físico con 40 fechas por boquisucio; un marcador de punta por peligroso) fueron perdonados en esa curiosa amnistía.
Por los promedios alcanzados durante todo el año, tres equipos aparecen como favoritos al título: Millonarios, Medellín y América, parecen ser los de mayor opción en un minitorneo que, sin embargo, traerá imprevistos por lo apretado del calendario (dos juegos por semana) y por la historia que está llena de sorpresas.
El favoritismo de esa trilogía reposa en lo hecho durante todo el año y en las buenas estructuras que muestran sobre las canchas. Millonarios, a pesar de un declive en los últimos juegos del Finalización, ha exhibido un fútbol más aguerrido que técnico, producto del espíritu batallador de su director técnico, el samario Eduardo Retat. El Deportivo Independiente Medellín ha logrado, por primera vez en muchos años, conformar un cuadro coherente, de buena defensa y buen ataque, con excelentes resultados cuando juega de visitante. Ese factor -y el hecho de tener una de las más fieles y esperanzadas aficiones- lo coloca en ese grupo de opcionados. Y el América de Cali a pesar de su descalabro en la final de la Copa Libertadores, es un conjunto pesado, experimentado en finales y amigo del fútbol-resultado por encima del espectáculo que pueda brindar .
Entre los otros finalistas, sobresale el Junior, de Barranquilla, no sólo por su plantel sino porque siempre ha sido hueso duro, especialmente en su fortín donde se hace invencible. El actual subcampeón, el Deportivo Cali, tiene un factor a favor y uno en contra: el que lo beneficia es estadístico ya que, de todos los que llegan al octagonal, es el que más veces ha participado en esas liguillas. Lo que lo descarta, según los entendidos, es que perdió desde hace meses la inspiración que caracterizó su fútbol en el año pasado cuando puso a aplaudirlo incluso a sus rivales. El Atlético Nacional parece no contar para las apuestas ya que está viviendo más de sus dulces recuerdos que de su presente. Y los dos equipos restantes pueden ser de aquellos que tienen actuaciones decorosas y que se interponen en el camino de los grandes. El Quindío y el Caldas son esos chicos venidos a más que, a pesar de ello, tienen armonia en sus líneas y, sobre todo, ganas de hacerse ver en la finalísima del torneo de fútbol colombiano.
Además de aquella curiosidad del perdón y olvido de las sanciones, hay otra en este octagonal 86: el número de directores técnicos colombianos al mando de los equipos. Millonarios (Retat), América (Ochoa), Quindío (García), Caldas (Maturana) y Junior (Sánchez), son la fuerza criolla desde los bancos alentando este torneo que sin dudarlo, volverá a traer momentos de emoción, pero también semanas de polémicas que parece ser un ingrediente infaltable.




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.